Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
21ºC
Actualizado 06:09 pm

¿Por qué actuamos en forma errática? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-17 05:00:00

¿Por qué actuamos en forma errática?

¿Por qué actuamos en forma errática?

confían en sus sistemas de salud y evitan la histeria tipo México, donde el mayor daño se presentó en una economía golpeada por la crisis y rematada con la angustia de los dirigentes, quienes por falta de información confiable, tomaron medidas extremas e innecesarias.

Así, mientras la gripa común mata entre 1.500 y 1.800 mexicanos cada año, en la nueva epidemia, durante marzo y abril, las pruebas sólo demuestran responsabilidad de menos de 50. Haberle echado la culpa al cerdo, principal fuente de la nutrición de origen animal en el mundo, no deja de ser más que un juicio producto de la desinformación, que le hizo daño al sector porcícola de esta parte del mundo.

Pasemos esta página y pensemos que el futuro compartido del hombre y los tres principales animales que lo nutren, no deben volver a sufrir de estas amenazas. Pensemos en avanzar en los consumos que redundarán en el mejoramiento de la nutrición del pueblo colombiano, haciendo cada vez mejores productos y en condiciones cada vez más higiénicas y con los precios más accesibles para todos los estratos.

Los problemas de salud en el futuro deberán analizarse desde la óptica de una verdadera inocuidad de los alimentos, que se logra sólo invirtiendo capital y conocimiento especializado, para alcanzar alta eficiencia en todos los procesos desde la materia prima hasta llegar al consumidor.

Ello sólo resulta viable con altos volúmenes,  mediante la utilización de todas las partes para evitar desperdicios  y con menos intermediarios.

Si queremos cuidar la salud del hombre y de sus tres mosqueteros, mejor papel hacemos trabajando con mayor dedicación en las resistencias genéticas, la bio-seguridad de los animales, la inocuidad de los procesos, el mejoramiento de la cadena de distribución bajo la adecuada refrigeración, el mejor empaque que nos suministre barreras de protección, mayor tiempo de duración de la vida útil, la variedad de presentaciones y las calidades nutricionales que redunden en una buena nutrición.

Todo esto requiere de una decisión de los caminos que se deben tomar tanto por el estado como por los productores para abrir los espacios que más convengan a la gran mayoría de los consumidores. No darle largas a las decisiones buscando todo tipo de disculpas o esperando que se aclaren los caminos que nunca estarán tan claros como lo desean algunos. Se requiere de algo de determinación y de toma de riesgos calculados.

Por eso nos duele tanto que eventos como el de la gripa, hayan distraído a tanta gente y atemorizado indebidamente a productores y consumidores y los hayan desviado de un camino más racional. Que ésta sea otra experiencia para no seguir actuando en forma tan errática.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad