Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 3 2016
22ºC
Actualizado 03:15 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-18 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Ellos carecen de la envidia de algunos grupos politiqueros que le ponen palos a la rueda con expresiones tales como: “¡Todos contra Uribe!” por el sólo hecho de trabajar y trabajar por la patria.

Afortunadamente son pocos porque la mayoría sí reconocemos su trabajo en todos los aspectos, especialmente en la seguridad y la fortaleza de la economía.
Qué curioso que los que más critican y no dejan trabajar son los que en su momento y en los mismos cargos no hicieron nada por el país sino que más bien acabaron con la pequeña empresa abriéndole las puertas a la invasión del extranjero y abandonando a la población civil en manos de los criminales e incluso beneficiándose de los narcotraficantes. Definitivamente, nos falta sentido de pertenencia de patriotismo y nos sobra mucha mezquindad cuando incluso algunos salen del país para denigrarlo utilizando los privilegios que el pueblo les entregó cuando los eligió para trabajar.

Esta reflexión es una invitación para que dejemos ya tanta envidia y nos unamos para trabajar cada cual en lo que le toca.
Tenemos que inculcarle a los niños y a los jóvenes el sentido de patriotismo y de pertenencia. Esa es una labor sagrada de los educadores quienes tienen en sus manos el futuro de Colombia y a quienes felicitamos con ocasión del día del educador.

Carlos R. Garzón

Día de la abolición de la esclavitud

La esclavitud es junto con el genocidio un delito de lesa humanidad.
En América se inició en el Siglo XVI con la conquista de españoles, portugueses, ingleses, franceses y holandeses, quienes trajeron a los negros para trabajar en las minas, servicio doméstico y remar embarcaciones. Se calcula que España en la época de la Colonia importa de África casi diez millones de personas.

Es importante recordar que el piedecuestano Victoriano de Diego Paredes Peramato, siendo Ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno del general José Hilario López, presentó un proyecto al Congreso sobre la libertad absoluta de los esclavos y fue aprobado el 21 de mayo de 1851.
Por eso en este día y mes se conmemora la abolición de la esclavitud en Colombia. Aunque en menor grado, sus derechos como personas se les ha vulnerado, no se dictaron decretos que permitieran el acceso real y equitativo de los negros a la educación, la política, la economía y como reconocimiento por sus valiosos aportes a la construcción de la nacionalidad colombiana, el Congreso dispuso que a partir de 2001 se celebre el día de la abolición de la esclavitud,

La etnia negra le sigue aportando al país grandes servicios en el deporte, el folclor, la política, la economía y otras ciencias. Hay que reconocerle sus capacidades artísticas, físicas, culturales e intelectuales. Ojalá la igualdad de las razas sea total algún día no muy lejano.

Alfonso Prada García

La muerte del alemán Lengerke

Allí está en el ataúd, inmovilizado por la muerte, el hombre que nunca estuvo quieto un momento. Reposa definitivamente de las fatigantes jornadas por los azarosos caminos que le ganó a la selva, en titánica lucha contra el paludismo, contra el asalto de los indios, contra los numerosos pantanos, contra la naturaleza indómita y bravia.
Una mujer, Francisca, le cierra los ojos, le arregla la desordenada mata de cabellos rojizos. Están en Zapatota, cerca de Montebello, su castillo feudal.
Más tarde el fúnebre cortejo avanza hacia la última morada.

No se oyen los sonidos del bronce. Van a enterrar a un libertino y las campanas de la iglesia tienen que permanecer mudas.
Cuando la fosa se abre y el ataúd empieza a bajar, el cura Lactancio llega apresuradamente. En el último instante ha sido vencido por el remordimiento, y quiere por lo menos musitar una oración. El padre Lactancio se dirige a los presentes:
“Hermanos, estamos sepultando a un nombre que, aunque no compartió nuestra fe, fue una persona buena; una persona que cometió errores y supo repararlos, que hizo mucho por esta ciudad y la región. Amén”.

¿Quién fue Lengerke? Un alemán que huyó de la justicia de su país luego de dar muerte en duelo al marido de Irina, su gran pasión y amor de juventud.
Se rad icó en Santander y especialmente en Zapatoca en donde creó un imperio. El de la explotación de la quina y el tabaco, la construcción de caminos y puentes, la fundación de casas de comercio. Su verdadero nombre fue Geo Von Lengerke.

Guillermo Reyes Jurado


El celibato

Afortunadamente el ex Obispo Lugo, Presidente del Paraguay, está alineado con las huestes del mandatario Hugo Chávez. Si por ejemplo fuera cercano a Uribe, las diatribas de los señores y señoras que se hacen llamar “colombianos por la paz”, hubiese sido de proporciones mayúsculas en lo que a desprestigio de la iglesia católica se refiere.
Lamentable lo ocurrido en Miami con el célebre sacerdote Alberto Cutié, fotografiado en una playa en plenos retozos amorosos con una joven mujer.
El celibato no es un dogma de fe sino una ley canónica que debe ser modificada cuanto antes para el bien de la catolicidad.

Luis Martín Parra Carreño

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad