Manifestaciones vand√°licas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-21 05:00:00

Manifestaciones vand√°licas

Es com√ļn en el pa√≠s que sindicatos, agremiaciones obreras y estudiantiles y ONGs que se jactan de honestas y dem√≥cratas, pidan permiso para realizar desfiles como manifestaciones de protesta dizque pac√≠ficas, cuando en realidad se escudan en dicha autorizaci√≥n para invitar a los v√°ndalos que se encarguen de destruir establecimientos comerciales e industriales e inclusive de asesinar a quienes se les interponga.
Manifestaciones vand√°licas

A dichas agremiaciones no las impulsa hacer una manifestaci√≥n pac√≠fica para expresar su rechazo o inconformidad, sino auspiciar y prohijar que profesionales antisociales destructores y hasta asesinos se infiltren entre sus manifestantes, protegidos h√°bilmente por la misma agremiaci√≥n para lograr sus objetivos. No podemos aceptar que a elementos antisociales se les permita, proteja y prohije cometer barbarismos contra bienes p√ļblicos y empresarios chicos o grandes, que han procurado generar empresa a base de esfuerzo y tes√≥n.

Toda su vida convertida en sacrificios y privaciones volcados en lo que tienen, caen en manos de vándalos que sindicatos, agremiaciones obrero-estudiantiles y ONGs toleran y consienten para que destruyan y acaben con lo que se logró alcanzar con tanto esfuerzo y sacrificio.

Nadie les responde a los damnificados y la respuesta irresponsable de los sindicatos, centrales obreras, agremiaciones estudiantiles y ONGs se circunscribe a que se infiltraron terroristas en la manifestaci√≥n y que era obligaci√≥n de la polic√≠a haberlos capturado. Los miembros de la polic√≠a, v√≠ctimas que como chivos expiatorios y carne de ca√Ī√≥n son enviados a contener la turba vand√°lica, terminan inculpados por no actuar, pero si act√ļan, entonces los colocan en la picota p√ļblica porque menoscabaron los derechos democr√°ticos constitucionales de la libre expresi√≥n y protesta.

No puede seguirse permitiendo estos abusos premeditadamente orquestados para que sean el Estado, los comerciantes e industriales quienes paguen los platos rotos que un pu√Īado de terroristas, antisociales y matones, auspiciados por quienes pidieron el permiso, acaben con un patrimonio respetable, muchas veces en d√©bito. Deben existir procedimientos que eliminen estos actos vand√°licos e impidan que los terroristas y asesinos sigan protegidos y patrocinados al amparo de una autorizaci√≥n, exigida a la sombra de un mal invocado derecho.

 

Escritor Ito

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad