Una justicia medieval | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Nov 22 2017
23ºC
Actualizado 11:53 am

Una justicia medieval | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-22 05:00:00

Una justicia medieval

Siempre hemos cre√≠do que la justicia en Colombia est√° llena de tr√°mites in√ļtiles; todo porque no ha podido superar el procesalismo a ultranza que ten√≠a en √©pocas en donde el modernismo no exist√≠a y por lo tanto el rito era m√°s importante que la funci√≥n social.
Una justicia medieval

Es absurdo que procedimientos innecesarios como las notas de presentaci√≥n personal de los escritos que a ella se lleven, contin√ļen no solo vigentes, sino que muchas veces hagan que una pretensi√≥n justa se pierda por no haberse cumplido ese tr√°mite.

Hace algunos a√Īos se implement√≥ en la justicia laboral la celebraci√≥n de una audiencia previa de conciliaci√≥n, diligencia a la cual las partes, tanto la demandante como la demandada, deben asistir obligatoriamente para intentar la posibilidad de un arreglo amistoso que ponga fin al litigio.

Pues bien, esa buena intenci√≥n del legislador termin√≥ por convertirse en una carga pesada e in√ļtil para las partes, pues son escas√≠simas las veces en las que se logra un acuerdo, al que se hubiera podido llegar con mecanismos m√°s √°giles y menos onerosos que el de obligar a las personas a concurrir f√≠sicamente a un juzgado, solo para que en √©l hagan la manifestaci√≥n de carecer de √°nimo conciliatorio.

Adem√°s, como cada juzgado maneja su propio C√≥digo de Procedimiento, es necesario determinar a qu√© despacho ha correspondido la demanda para precisar si es inevitable que las personas que demandan o son demandadas asistan; si lo pueden hacer a trav√©s de poder general, otorgado mediante escritura p√ļblica; si lo pueden hacer a trav√©s de poder especial simple o si el mismo poder que el apoderado tiene para representar a su cliente en el proceso en el que precisamente se faculta al abogado para conciliar, sirve para ahorrarle a √©ste el tener que venir de otra ciudad solo para decir ¬ďno tengo √°nimo conciliatorio¬Ē.

En pleno siglo XXI, con toda la tecnología posible, es absolutamente inconsecuente que continuemos empleando en el trámite de las actuaciones judiciales procedimientos absurdos, obsoletos y carentes de toda razón lógica, pudiendo agilizarlos con una simple interpretación ajustada a la realidad y a la economía procesal.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad