El referendo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-23 05:00:00

El referendo

También se puede decir Referéndum. Es el acto de someter al voto popular directo las leyes o actos administrativos, con la finalidad de que el pueblo ratifique lo que votaron sus representantes. Según el artículo 374 de nuestra Constitución “podrá ser reformado por el Congreso, por una Asamblea Constituyente o por el pueblo mediante referendo”.
El referendo

Tiene un procedimiento especial y determinado: “podrán presentar proyecto de acto legislativo el Gobierno, diez miembros del Congreso, el veinte (20%) por ciento de los concejales o de los diputados y los ciudadanos en un número equivalente al menos el cinco (5%) por ciento del censo electoral vigente”. Su trámite se hará en dos períodos ordinarios y consecutivos. Aprobado el primero de ellos por la mayoría, el segundo período, la aprobación requerirá el voto de la mayoría de cada Cámara.

En este segundo período solo podrán debatirse iniciativas presentadas en el primero. Hay otra importante facultad del Congreso, y la de disponer que el pueblo en votación popular decida si convoca una Asamblea Constituyente con la competencia, el período y la composición que la misma ley determine. Se entenderá que el pueblo convoca la Asamblea si así lo aprueba, cuando menos, una tercera parte de los integrantes del censo electoral. ¡Más populismo para dónde!

Viene algo determinante, que nunca se cumplirá, porque el “pueblo” no tiene dirigentes estables y reconocidos, y someter a referendo “las reformas constitucionales aprobadas por el Congreso, cuando se refieran a los derechos reconocidos en el capítulo 1º. y sus garantías, a los procedimientos de participación popular o al Congreso, si así lo solicita, dentro de los seis meses siguientes a la promulgación del Acto Legislativo, un cinco (5%) por ciento de los ciudadanos que integran el censo electoral. La reforma se entenderá derogada por el voto negativo de la mayoría de los sufragantes, siempre que en la votación hubiera participado al menos la cuarta parte del censo electoral”.
Nuestro “pueblo” no tiene dirigentes organizados. Con frecuencia vemos desfiles y desfiles de personas que gritan y se enfrentan a las fuerzas armadas. Pero pasan los desfiles y Colombia sigue igual.

Es probable que haya mucho que cambiar pero no hay orden en los dirigentes. Nuestra Constitución da mucho poder a los reformistas, ya que no solamente el gobierno sino los ciudadanos pueden pedir reformas. “El referendo será presentado de manera que los electores puedan escoger libremente en el temario o articulado”. Terminemos con una frase de Einstein: “Quien atribuye a la crisis sus fracasos o penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis es la de la incompetencia”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad