Sáb Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

Texas desafiará a CIJ con la ejecución de mexicano | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-04 05:00:00

Texas desafiará a CIJ con la ejecución de mexicano

Texas desafiará a CIJ con la ejecución de mexicano

José Ernesto Medellín, en la actualidad de 33 años, fue condenado a muerte en el estado de Texas.

El 16 de julio pasado, la CIJ ordenó a Washington suspender la ejecución, así como las de otros cuatro ciudadanos mexicanos, ya que no pudieron recibir a tiempo la asistencia consular durante el proceso judicial, como prevé la Convención de Viena.

La corte ordenó en 2004 a Washington que reviera los procesos de 51 mexicanos que no recibieron la citada asistencia consular.

A pesar de que algunos estados norteamericanos revieron la situación caso por caso, a pedido del presidente George W. Bush, Texas se negó en nombre de la separación de poderes y asegurando que la decisión de la CIJ no era vinculante, lo que posteriormente fue confirmado por la Corte Suprema de EU.
El tribunal de Apelaciones de Texas rechazó el pasado viernes el recurso del mexicano contra su ejecución.

síntesis
Violación y asesinato

Medellín, originario de Nuevo Laredo, en el estado mexicano de Tamaulipas, está condenado a muerte desde 1994 por haber intervenido junto con miembros de su pandilla, cuando tenía 18 años, en la violación y asesinato de Jennifer Ertman, de 14 años, y Elisabeth Peña, de 16 años.

Peña y Ertman caminaban a sus hogares cuando se encontraron con un ritual de iniciación de una pandilla.  Medellín y sus compañeros violaron, golpearon y estrangularon a ambas adolescentes, el 24 de junio de 1993 en Houston.

Finalmente, cuando sus cuerpos fueron recuperados, sólo pudieron ser identificados por los registros dentales.
Otro de los detenidos por el mismo crimen, Derrick O’Brien, fue ejecutado en julio de 2006, en tanto que el resto, porque eran menores de edad al momento del crimen, recibió condenas de prisión.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad