HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-25 05:00:00

HAGASE OIR

Los Casinos Juegos de azar, ilusiones pasajeras en obtener una suerte que lo √ļnico que hacen es llevar a la persona a la ruina, vulnerar la integridad de la familia,¬† volver irritable, violento, ansioso, vicioso al jugador quien vende cualquier cosa que tenga en la casa, empe√Īa sus joyas, presta dinero con el sue√Īo de duplicar el dinero.
HAGASE OIR

Estos casinos de la ciudad de Bucaramanga no conllevan a nada bueno, hace similitud a las pir√°mides, donde uno mismo se encarga de regalar la plata, porque estos juegos son arreglados para que el jugador no gane y si gana, siga jugando hasta que pierda y pierde lo que lleva y sale absolutamente sin un peso renegando su suerte.
Se empieza con dos mil pesos ($2.000.oo), hasta perder miles y millones de pesos en menos de nada, ¬Ņpi√©nselo y medite?, El caso que le pas√≥ a Francisco, cobr√≥ su quincena del mes de mayo de 2009 de quinientos mil pesos ($500.000.oo) y cuando iba pasando por la carrera 15 con calle 36 y 37 del centro de la ciudad, escuch√≥ una voz que le dec√≠a, siga, siga, siga, siga, y se pregunto ser√° que duplic√≥ mi quincena.
Bueno vamos a probar y entr√≥ y escuch√≥ otra vez la voz que le dec√≠a juegue la ruleta a puesta al n√ļmero 26, juegue todo, juegue todo, con tan mala suerte que nunca cay√≥, mientras jug√≥ la plata que llevaba y por √ļltimo vuelve a escuchar la voz, perdimos, perdimos, perdimos, perdimos.
Reflexión: no juegue lo que no tiene con el propósitos de incrementar el dinero, no se endeude, piense que hay otras maneras de trabajar en un arte que produzca. ese sí se puede duplicar.

Luis Francisco Silva Pérez


Honras f√ļnebres y dividendos electorales

Jos√© Barros Palomino, Carlos Gardel, Jos√© A. Morales, Agust√≠n Lara, Jos√© A. Jim√©nez, por mencionar tan solo algunos de los m√°s notables. No obstante, su reconocida e indiscutible talla continental y mundial, ninguno recibi√≥ el homenaje p√≥stumo de sus jefes de Estado en forma presencial con gabinete ministerial, comisi√≥n parlamentaria y hasta c√ļpula militar incluida. Rafael Escalona, nuestro mejor compositor de paseos vallenatos, quien desafortunada e inexplicablemente en los √ļltimos 40 a√Īos, que sepamos, no volvi√≥ a componer una sola canci√≥n, s√≠ fue considerado digno de tan alt√≠simos e in√©ditos honores.
Ins√≥lito, desproporcionado, dicen unos. Otros, que fue muy buen compositor en sus a√Īos mozos, pero que tir√≥ la toalla en la edad en que la mayor√≠a de los compositores inician su etapa m√°s productiva y, nunca nos quiso decir por qu√©; y que por tanto, no daba para tanto alboroto. La gran mayor√≠a del mundo cachaco, opina que simplemente somos muy folcl√≥ricos. Y, no les falta raz√≥n, pero m√°s que folcl√≥ricos nuestros gobernantes son morbosamente politiqueros y en los √ļltimos a√Īos, terca y obsesivamente reeleccionistas. Como todos sabemos, nada aprecian tanto los coste√Īos como su folclor y siempre se muestran bastante agradecidos con los candidatos y mandatarios que exalten y apoyen generosamente sus expresiones culturales. Por supuesto, los pol√≠ticos tradicionales y marrulleros, saben que esto es m√°s barato, f√°cil y efectivo que cumplirles con obras de infraestructura y desarrollo.
Debido a la traici√≥n al pacto de Ralito, los votos coste√Īos para la nueva reelecci√≥n estaban bastante en veremos.
De manera pues, que la muerte de Escalona les cayó como anillo al dedo a los preocupados reeleccionistas; y después de una semana de pantallazo funerario y exagerados elogios, con una alta probabilidad volvieron a inclinar a su favor las intenciones electorales de indios y caciques.
He aquí en mi modesta opinión, la razón fundamental de tantos bombos y platillos y no el repentino amor por el Maestro y sus canciones..!Oh burla inconcebible, oh farsa sin igual.

Luis Jes√ļs Plata Forero

Politiqueros malditos

Que tal los politiqueros/ pesadilla en Santander/ perros comiéndose al perro/ y no cumplen su deber.
Siguen con falsas promesas/ y con falsos comentarios/ con asesores de imagen/ se pelean los escenarios.
Politiqueros malditos/ dizque quieren a la tierra/ le siembran resentimiento/ son sembradores de guerra.
Se termina una campa√Īa/ y comienza otra guerra/ como dijera el poeta/ pelean como perro y perra.
Las obras no les importan/ menos cumplir el deber/ tienen segura la teta/ y el pueblo de Santander.
Hay que pedir resultados/ a tantos politiqueros/ ya que en pelea de burros/ los que chupan son arrieros.

Alberto Flórez Flórez

El parque La Flora

Como visitante frecuente del parque ecol√≥gico La Flora, debo se√Īalar que desde hace unos cuatro meses para ac√°, el parque se encuentra en un abandono casi total. No sabemos si fue que la Cdmb suspendi√≥ a los obreros encargados del mantenimiento de este importante lugar, o qu√© estar√° pasando.
Lo cierto es que ya no recogen siquiera la gran cantidad de hojas secas que caen de los √°rboles, las cuales obstruyen los canales de desag√ľes y adem√°s presentan un p√©simo estado de limpieza. De otra parte, las sendas peatonales est√°n ya muy defectuosas debido a que las tabletas se est√°n levantando por acci√≥n del tiempo y por la fuerza de las ra√≠ces de algunos √°rboles, causando ya varias ca√≠das de personas al tropezar con las losas disparejas. Las zonas verdes otrora bien cuidadas, ahora est√°n totalmente abandonadas, ahogadas por la maleza y la hojarasca.
Ojalá que muy pronto solucionen estos inconvenientes para hacer más atractivos los paseos por este bello lugar ecológico, pues no sería justo seguir descuidando este hermoso parque que mucho bien le presta tanto a bumangueses como a visitantes amantes de la naturaleza.

Aristóbulo Hernández B.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad