La madre | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

La madre | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-28 02:12:47

La madre

La madre

Debemos volver a la fuente de la que mana el amor, razón de ser de una familia humana; nos decimos una familia y una cultura cristiana, olvidando en ocasiones que su esencia es el amor: “el amor que viene de Dios, que nos ha amado primero”; “el amor crece a través del amor”, dice el Papa; Dios es amor y la madre es amor en cada una de nuestras familias.

Ese llamado al amor es imperativo para la familia, es ésta la única escuela real de la vida, donde se forman las bases de esta experiencia. Goethe dice: “En toda parte uno aprende sólo de aquel a quien uno quiere” y la educadora A. Lindgreen: “Un niño que es tratado con cariño por sus padres y que quiere a sus padres, adquiere una relación amable con el mundo entorno y conserva durante toda su vida esa actitud fundamental.

Y esto es también bueno aún cuando después el niño no forme parte de quienes dirigen los destinos del mundo. Pero si en contra de lo esperado, éste niño llega a ser un hombre con poder, entonces es una felicidad para todos que su actitud fundamental haya sido basada en el amor y no en la violencia. También la personalidad de los estadistas y políticos se conforma antes de los cinco años.”

El historiador no solo narra los hechos, ”historiar significa interpretar” (E. H. Carr), por eso analizar el comportamiento de las madres es una tarea del historiador, también del politólogo, que nos lleva a interpretar cómo la realidad familiar ha influido en la situación actual. El amor, el poder, la violencia se aprenden a ejercer desde el seno de la familia; hay que repensar el desarrollo de la familia si queremos cambiar el rumbo que lleva el mundo, donde las violencias comienzan en su seno.

“Desde el nacimiento hasta la muerte, de lunes a lunes, de la mañana a la noche, todas las actividades están rutinizadas y prefabricadas. ¿Cómo puede un hombre, preso en la red de actividades rutinarias, recordar que es un hombre, un individuo único, al que le ha sido dada una sola oportunidad de vivir, con esperanzas y desilusiones, con dolor y temor, con el anhelo de amor y el miedo a la nada?” (E. Fromm). Comencemos desde el corazón de nuestras madres, a cambiar el sentido de la vida que estamos dando a nuestros niños, hombres del futuro, constructores de historia. ”Sois vosotras las madres las que tenéis en vuestras manos la salvación del mundo” (L. Tolstoi).

Gracias mamá, gracias por la vida. ”Quien salva una sola vida, es como si hubiera salvado el mundo; quien destruye una sola vida es como si hubiera destruido el mundo”, dice el Talmud. Mamá, la mía, la de mis hijos, la de cada uno de los que me leen, han salvado no una vida, sino muchas vidas con su amor. Personalmente doy testimonio del valor y el coraje con que fui arrancado de la violencia por Tati, una gran madre que me hizo posible tener hoy la felicidad de una familia plena de amor.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad