HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Ene 21 2018
25ºC
Actualizado 06:12 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-28 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Previamente habíamos almorzado fritanga en el Malecón, acompañada de chicha de corozo.
Con un raspado como postre, nos dispusimos a sentarnos en una de las bancas de parque, pero la frustración fue total.
La mayoría estaban ‘ocupadas’ por vándalos, locos y vagabundos que han hecho de ellas su lugar de residencia. La suciedad es la nota predominante, las canecas para la disposición de basuras se mantienen repletas y algunas con montones en el piso, lo mismo que las zonas verdes, calles y andenes.
Entramos al templo y con asombro nos percatamos que también ha sido ‘tomado’ esta vez por pordioseros ubicados estratégicamente en las puertas de acceso, así como en las naves interiores.
Es una lástima que el alcalde, el párroco y la policía hayan permitido el acabose del turismo sano en Girón, una tradición santandereana buena y barata, que así como están las cosas se tendrá que perder, pues no podemos arriesgar a nuestras familias en una verdadera “tierra de nadie”.

Pedro José Pinilla Orejarena

Campañas ¿para qué?

Después del trágico accidente automovilístico ocurrido el pasado fin de semana, en donde murieron -por no decir que fueron asesinadas- dos personas que se movilizaban en una motocicleta, arrolladas por un joven e irresponsable conductor que bajo los efectos del alcohol y al volante de un lujoso y veloz Audi, creyéndose un James Bond (como dice la canción), causa tan lamentable tragedia, quedan algunas dudas que producen inconformismo y malestar.
¿Sí están funcionando las campañas para entregar las llaves, la consabida frase de que la mezcla de licor y gasolina es mortal, que el licor acaba con lo que más quieres, etc.?
Mientras no se endurezcan las penas para estos irresponsables y potenciales asesinos al volante, no habrá campaña que resulte efectiva para prevenir estos trágicos acontecimientos.
Por la irresponsabilidad de un pelafustán alicorado, dos hogares fueron mutilados, inocentes niños quedan huérfanos y tendrán que crecer sin el cuidado se sus seres queridos que ya no están.
Y lo peor, cómo es posible que el directo responsable del accidente quede en libertad condicional pocas horas después de haber causado tal daño.
Ojalá los papis de tanto muchacho alocado y fanático de la velocidad, el licor y quién sabe qué más cosas, lo piensen dos veces la próxima vez que sus nenitos les pidan las llaves de la nave para fanfarronear y presumir.
Si el castigo no es ejemplar, campañas... ¿Para qué?

Francisco Ordóñez Clavijo

Experiencias significativas

Pena ajena sentí cuando vi en un noticiero que un profesor de matemáticas en la Costa, en un arranque de originalidad, empezó a enseñar por medio del popular baile llamado reguetón. Así, los estudiantes ya no esperaban que empezara la clase de educación física, que normalmente es la preferida por todos, sino la que les permitía acercarse a las femeninas compañeras y ‘fundirse’ con ellas en el salón de clases, por medio de este género musical de contenido sexual explícito en su baile y en la letra de sus canciones, mientras tanto otros estudiantes con transportador en mano median los ángulos que formaban las partes del cuerpo de los bailarines. A veces algunos docentes, en un sano intento de construir experiencias significativas, piensan que cualquier cosa sirve para despertar la motivación de los estudiantes hacia el aprendizaje y es así como llevan al aula lo que está de moda y no lo que construye pedagógicamente.
Algunos docentes deben entender que una experiencia significativa “es una práctica concreta, sistemática, evidenciable, autorregulada y contextualizada, que se orienta al fortalecimiento institucional mediante el mejoramiento de las áreas de la gestión escolar (directiva, pedagógica, administrativa y comunitaria), del establecimiento educativo en el cual se circunscribe”. Ojalá se muestren verdaderas experiencias significativas en el próximo Foro Departamental y se estimule a los docentes y a las instituciones educativas.

William Sarmiento Gómez


La educación pública es pésima

Hoy más que nunca siento mi voz de protesta y de indignación en contra de algunos profesores de los colegios públicos de B/manga. De nada nos sirvió votar por un alcalde que pensé conocía muy bien las falencias en la educación y las iba a fortalecer; no fue así y nos dejó la educación por el suelo. Hoy en día los jóvenes desde preescolar hasta undécimo salen muy mal preparados, la mayoría de los profesores sólo pelean por sus salarios, pensiones, etc. pero no por brindar una educación con calidad. Conozco casos de algunos profesores del Tecnológico, Salesiano, Politécnico, Oriente Miraflores, Santander, etc. donde tratan a los niños y jóvenes a los gritos, las groserías, los humillan y les dejan la autoestima por el piso; no les valoran los trabajos hechos por ellos. Califican como quieren usando puntos y no notas. Ejemplo: El estudiante cuenta con 100 puntos, si pierde una evaluación se le restan los puntos pero si la ganan ni le suman porque según ellos queda igual.  Más claridad al calificar profesores, más respeto por los estudiantes. Después exigen que los respeten, pero ellos como orientadores no dan ejemplo. Todos como seres humanos merecemos respeto.

Julia Martínez

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad