Publicidad
Vie Mar 24 2017
24ºC
Actualizado 02:53 pm

Los 40 años de la CAN | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-29 05:00:00

Los 40 años de la CAN

La Comunidad Andina de Naciones se apresta a celebrar los cuarenta años de haber sido creada como un esfuerzo de integración subregional, pensando en reunir energías para el desarrollo común de un bloque importante del Continente Americano, en donde además se propendiera por dar cabida al sueño del Libertador de tener un espacio grande en territorio y ciudadanos, que pudiera estar mejor preparado para enfrentar los grandes desafíos del mundo.
Los 40 años de la CAN

La idea, además de un comercio libre, también se centraba en desmontar toda clase de trabas para que los habitantes de la subregión estuvieran cada vez más cercanos, libres de trabas para la circulación dentro de los territorios agrupados y para el desarrollo de las actividades comerciales y particulares, como individuos que habían tenido un mismo origen y aspiraban a contar con un destino común. Además, se proyectaba la creación de toda clase de organismos que integraran servicios comunes a todas las naciones socias del Acuerdo, para enriquecer los caminos que condujeran al mejoramiento de la calidad de vida y al disfrute de los derechos fundamentales que se habían cimentado desde la causa Libertadora.

Hoy, después de 40 años, observamos que el proceso integracionista ha sido muy lento, pero que de todas maneras se han experimentado avances en casi todos los objetivos propuestos, aunque lamentablemente han llegado a un punto en que la orientación política amenaza con mandar al traste estas cuatro décadas de trabajo: Venezuela, a partir de una rabieta de su Presidente, ante un micrófono toma la decisión de retirarse de la CAN.

Ecuador, también con un Presidente histérico, bloquea sistemáticamente el proceso integracionista y hace todo lo posible para propiciar conflictos que puedan hundirlo y malograrlo. Bolivia es indiferente, y parece plegarse calladamente a los dictados de Venezuela y Ecuador, pues ese nuevo eje liderado por Chávez no quiere nada que no sea compatible con su “revolución Bolivariana” de claro acento castrista, y lo que no está ahí, de acuerdo con ese esquema, no vacila en condenarlo a la desaparición.

Esta conmemoración debe servir entonces para crear conciencia de lo que debe ser ese esfuerzo integracionista en la vida de las naciones involucradas, para que no se vaya a seguir por el camino de la extinción, porque sería borrar de un plumazo 40 años de trabajo arduo en torno a unos objetivos que no tienen discusión alguna en cuanto a las bondades de su alcance.

Si se logra poner en marcha una estrategia de salvamento, muy seguramente será posible generar una presión por la base, para que se fortalezca la CAN y no se propicie de ninguna manera el réquiem que unos pocos anhelan para tratar de obtener la ventaja de nefastos personalismos, que se convertiría en una vergüenza de incalculable daño para la historia de estas accidentadas naciones.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad