Publicidad
Publicidad
Dom Dic 4 2016
19ºC
Actualizado 06:49 pm

Los adminículos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-29 05:00:00

Los adminículos

Caminaba hacia m√≠ por la acera, con la mirada puesta en mi cara, imperturbable, sin recato. Mientras yo avanzaba a su encuentro, pens√© que nos conoc√≠amos; pero no, alguien as√≠ no se me habr√≠a olvidado. Cuando nos cruzamos dijo fuerte y claro: ¬ďestoy a tiempo, ve√°monos en mi hotel¬Ē.
Los adminículos

¬ďMierrrda, sigo vivo¬Ē, pens√©, y sonriente le lanc√© una cursi mirada de complicidad, que tuve inmediatamente que recoger cuando descubr√≠ que de su oreja se sal√≠a un admin√≠culo moderno: eso a lo que hoy llaman un manos-libres inal√°mbrico. La cara de asco y sorpresa que recib√≠ a cambio de mi orgullosa sonrisa, me dej√≥ claro que la propuesta no era para m√≠, sino para alguien al tel√©fono.

¬°Ah!, esos admin√≠culos. A los de mi generaci√≥n todav√≠a nos cuesta comprender el fax y el horno microondas; es natural que tengamos problemas para imaginar que un arete es tambi√©n un micr√≥fono. Pero ¬Ņqu√© hace alguien que tiene las manos desocupadas, o peor, alguien que tiene justamente el tel√©fono en la mano, usando un manos-libres para comunicarse? Esnobismo puro. ¬ŅNo es como usar anteojos ¬ďde sol¬Ē en un recinto cerrado?

Yo deb√≠a seguir mi camino hacia una oficina p√ļblica a entregar unos documentos. Igual, entonces, no habr√≠a podido ir al hotel ¬Ėverdes est√°n las uvas, dice la zorra de Esopo-. Al llegar a mi destino me atendi√≥ una robusta funcionaria tras la ventanilla, que mir√°ndome a la cara dijo: ¬ďd√©jemelos encima del mueble de la entrada¬Ē. Qued√© desorientado como cuando le hablan a uno en un idioma desconocido. ¬ď¬ŅQu√©?¬Ē, atin√© a decir. ¬ďCon la plata del mandado¬Ē, complet√≥ la Funcionaria. Tuve que ruborizarme demasiado, pues la gordita con un gesto brusco me mostr√≥ el admin√≠culo con su rollizo √≠ndice apuntando a la oreja. Otro manos-libres. Hablaba con su hija.

Creo que el uso de las nuevas tecnolog√≠as exige tambi√©n una especie de c√≥digo de conducta social, una √©tica del aparato. Algo para orientar a los desprevenidos como yo. Un principio de acci√≥n: el manos-libres debe ser para quien tiene las manos ocupadas y no debe usarse para hablar por tel√©fono mientras se atiende al p√ļblico. Yo no puedo seguir saludando gente que sonr√≠e en la calle, con un arete y las manos en los bolsillos, ni asumiendo que todo el que habla mir√°ndome a la cara se refiere a m√≠.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad