Qué hacer en nuestras instituciones | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-05-31 05:00:00

Qué hacer en nuestras instituciones

En las √ļltimas semanas me ha tocado ver crisis en tres instituciones que quiero mucho, que son important√≠simas en el desarrollo de la comunidad, en donde las consecuencias de las decisiones tomadas muchas veces son impredecibles y al menos hacen da√Īo por el retraso de los planes de desarrollo y generan resentimientos entre los asociados que hacen perder el verdadero horizonte: Se trata de una universidad, una empresa de gran arraigo en la regi√≥n y un gremio del nivel nacional. Como no quiero contribuir a encender la pol√©mica ni a juzgar, me voy a permitir compartir con los lectores algunos pensamientos.
Qué hacer en nuestras instituciones

No he visto en ninguno de los casos que la filosofía objetivo de la entidad esté en duda y ello hace importante que se reafirme por parte de los integrantes con acciones, la misión social de la organización ya sea la educación, la transformación de bienes, la justicia o cualquier otro. No se puede olvidar la razón de ser y se debe ser coherente entre los propósitos y los rasgos de identidad de la organización. El orden en la organización no quiere decir consenso, pero deben existir unos límites dentro de los cuales sea posible que las partes se pongan de acuerdo o no, sin que se disuelva la relación y debe ser posible mantener una estructura interna estable sin que ello signifique armonía.

Es normal en toda organizaci√≥n que en el desarrollo de las estrategias se produzcan tensiones internas y en la confrontaci√≥n se razone en t√©rminos de ataque y defensa, y es peligroso que esto lleve a matar los principios cuando se act√ļa en forma pasional. Todos los integrantes deben tener la posibilidad de disentir y reconocer su participaci√≥n en la formulaci√≥n y evaluaci√≥n de las pol√≠ticas en el espacio donde estas se den, sin que los diferentes grupos las realicen en otros espacios para llevar las decisiones preconcebidas.

También pueden existir minorías de miembros que cubren su escaza representatividad con una participación más activa en la deliberación y la consulta, y por el respeto a estas y la pasividad de los otros miembros o la resonancia exagerada de sus actos pueden llevar a tomar decisiones contrarias a los propósitos originales sin que se vulneren las reglas de juego haciendo habitual este tipo de contradicciones.

Los directivos deben pensar no solo en la razón de ser de la entidad en su medio, sino también en las fuerzas que lo mantienen funcionando; el orden no se puede arreglar mientras se mantenga un enfrentamiento abierto por el poder. Las entidades no solo deben pensar en ser inteligentes y emprendedoras por su productividad, el logro de objetivos o la posibilidad de generar utilidades sino también por la posibilidad sobre la calidad de sus decisiones y de su compromiso con el medio social.

Que más quisiéramos que pronto retornara la tranquilidad y el trabajo en la universidad tan importante en el desarrollo de la región y de sus gentes, ver una empresa privada de tradición retornando a sus mejores días y al gremio de cerealistas repensando el futuro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad