Sáb 28 de Feb de 2015
23ºC
Actualizado 05:56 pm

Niñas prepago | Noticias de santander, colombia y el Mundo

0000-00-00 00:00:00

Niñas prepago

Niñas prepago

Yo tengo 16 años, estudio último año de bachillerato, formada con sólidos valores y con claridad sobre lo que deseo conseguir en el futuro. Nunca haría algo que dañara a mis padres cosa que mis amigas han querido desconocer con su comportamiento.¿Por qué una niña que lo tiene todo de un momento a otro puede cambiar su tranquilidad por el dinero fácil? Espero su respuesta.RespuestaDistinguida señorita: Su conducta es muestra fehaciente de su formación en valores, inculcados sabiamente por sus padres y fortalecidos en el centro educativo donde se ha venido preparando. Doloroso resulta el final de aquellas niñas que pensando en el dinero fácil destruyen su imagen, desviando el camino que sus padres con amor y dedicación le han venido trazando para que llegaran a ser mujeres responsables, exitosas y útiles a la sociedad.Basta con mantener esta posición radical, rechazando de tajo todo aquello que limite la sabia dirección que  con que viene trazando su vida. Siéntase orgullosa de ser así. Ojalá sus amigas escuchen razones y a tiempo rectifiquen sus actuaciones, porque a pesar del error inmerso en su equívoco comportamiento podrán retomar el camino correcto, rechazando esa vida fácil que desprestigia su dignidad y asumiendo responsablemente un porvenir colmado de oportunidades y felicidad.  ReflexiónJoven mujer: No permita que la tentación del dinero fácil nuble su entendimiento y voluntad, destruyendo la dignidad propia de un ser que nació para dar luz y amor con su especial e irrepetible forma de ser. Piense solo un instante en las consecuencias de su equívoco proceder: Un embarazo no deseado, enfermedades de transmisión sexual, rechazo por parte de los seres más cercanos como familiares y amigos, injusto sufrimiento de sus padres y destrucción total de sus más anhelados sueños e ilusiones. ¿Eso quiere para su vida? Piénselo bien. Aún es tiempo. Mañana puede ser demasiado tarde. Padres de familia: Estén pendientes de sus hijos. ¿Conocen a sus amigos? ¿Saben quiénes son los padres? ¿Han dialogado con ellos? Ustedes pueden evitarles grandes sufrimientos. No permitan que tomen el camino incorrecto. Hagan lo que deben y no se arrepentirán.  

Publicada por
Jorge Eliécer Díaz Wilches
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad