Una receta de Roubini | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 05:56 pm

Una receta de Roubini | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-03 05:00:00

Una receta de Roubini

Una receta de Roubini

A juzgar por las crónicas, en su conferencia no parece que hubiera dicho algo especialmente original o inspirador. Pero, claro, de eso no se trataba. Dijo, por ejemplo, que América Latina estuvo de buenas durante el quinquenio anterior al estallido de la crisis mundial, porque la gran expansión de la demanda global elevó los precios de las materias primas; que fue un golpe de suerte más que un resultado previsto y planeado. Cierto.

El comentario de Roubini apunta  a que América Latina debe tener un colchón de seguridad mediante el fortalecimiento de los mercados nacionales e intra regionales de bienes y servicios; que allí hay una fuente potencial muy importante de prosperidad y crecimiento, quizás menos azarosa que las de los mercados de los países ricos. Roubini tiene toda la razón. Esa es, precisamente, la opinión que muchos hemos venido expresando desde cuando el Área de Libre Comercio de América, ALCA y después el TLC con Estados Unidos fueron vistos como la condición sine qua non del desarrollo colombiano.

A comienzos de la primera administración Uribe, el gobierno no tenía problema alguno en afirmar  que el mercado interno colombiano no podía ser el motor del desarrollo, y que (muerto el ALCA) el TLC es “el verdadero plan de desarrollo que necesita Colombia”. Más tarde el gobierno habló de la necesidad de un nuevo “modelo de desarrollo”, pero éste quedó en el trípode Seguridad Democrática – Confianza Inversionista – Cohesión Social. Algo va de allí a un modelo de desarrollo.

El desdén por el mercado interno, junto con la obsesión con el paradigma ideológico de la apertura comercial y financiera, les niegan a las naciones pobres la posibilidad de salir adelante recurriendo a sus propios medios.

Es evidente la importancia estratégica de los mercados regionales. Debemos reiterarlo: El 51% de las exportaciones norteamericanas va a Norteamérica. El 75% de las europeas va a Europa. El 50% de las asiáticas va a Asia. Para Suramérica y América Central  ese porcentaje está por debajo del 25%. Sólo hay, en el pasado reciente, dos casos por fuera de la tendencia regional: El del comercio bilateral Brasil – Argentina  y el de las exportaciones colombianas a Venezuela y Ecuador.

Así pues, es apropiada la receta de Roubini, que pertenece a una vieja doctrina económica y política en América Latina. Los amigos del comercio debieran poner tanto interés en la integración regional como en los dudosos dispositivos de los TLC. Y reconocer que el fortalecimiento de los mercados internos es una condición necesaria del éxito exportador.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad