Siervos sin tierra | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-04 05:00:00

Siervos sin tierra

Deformando la sentencia b√≠blica que ordena a Ca√≠n a ¬ďvagar por la faz de la tierra¬Ē, los Ca√≠nes de hoy no solo asesinan a sus hermanos sino que tambi√©n condenan a quienes sobreviven al destierro y la desolaci√≥n.
Siervos sin tierra

De acuerdo a cifras internacionales, Colombia ocupa, despu√©s de Sud√°n en √Āfrica, el segundo lugar en el n√ļmero de desplazados. De los 1098 municipios, alrededor de 900 tienen problemas de desplazamiento forzado, sin olvidar la permanente migraci√≥n al exterior de quienes buscan horizontes que no se les despejan en su pa√≠s.

El antrop√≥logo franc√©s Marc Aug√© defini√≥ ¬ďlos no lugares¬Ē como aquellos espacios para la comunicaci√≥n, circulaci√≥n y consumo donde los protagonistas se mueven en el anonimato. Posteriormente aclar√≥ que los campos de refugiados y desplazados son los ¬ďno lugares¬Ē de nuestra era. ¬ďEn esos campos de √Āfrica, Oriente medio y Colombia, ya no se trata de espacios de circulaci√≥n y consumo; son la forma absoluta de no lugar.¬Ē

Los desplazados huyen para no morir; se huye de las matanzas y las guerras para al menos conservar la vida; se deja todo lo que ha sido su seguridad sobre la tierra, para huir a sitios desconocidos. Solo traen el alma y lo que llevan puesto para no regresar, o por lo menos sin la esperanza de poder hacerlo. Si no, veamos los alrededor de 2000 desplazados que se alojan desde hace dos meses en el parque El Milenio de Bogot√°.

La semana pasada estuve en la exposici√≥n de un trabajo de grado en la Universidad de los Andes, ¬ďTrazos de Tierra¬Ē de Juliana Boh√≥rquez, mi sobrina, trabajo que me sacudi√≥ el alma al verme reflejado en las voces que se escuchaban de los desplazados, en las cuales ella me incluy√≥ y que Juliana, con sabidur√≠a nacida del coraz√≥n, luego de compartir con desplazados de varias √©pocas de nuestra historia de desplazamientos, convirti√≥ en un ¬ďGrito de Arte¬Ē sus mensajes verbales y tambi√©n los dibujos de muchas de las v√≠ctimas que incluso la acompa√Īaron aquella noche en la Universidad.

Hace Juliana una relación muy interesante llevando el problema social a lo estético, de un fenómeno que nos golpea y ante el que en ocasiones escondemos la cabeza, como el avestruz, porque su magnitud es tan grande que no hemos sabido cómo enfrentarlo.

¬ďLa guerra en Colombia, alimentada por el narcotr√°fico, ha creado la crisis humanitaria m√°s grave del hemisferio occidental, con m√°s de 3 millones de desplazados de sus hogares...¬Ē, dec√≠a el ex-secretario de la ONU, Jan Egeland.

No obstante, sigo creyendo en la humanidad y en la esperanza de un futuro mejor para nuestro pa√≠s, cuando veo muchachos que piensan, no solo en la rumba, el √©xito econ√≥mico o social, sino que se interrogan por lo que nos est√° sucediendo. Espero e imploro ¬ďpara que muchos se reencuentren con las semillas que sembraron y tuvieron que abandonar ¬ď, como dice Juliana en su trabajo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad