Palabras inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
20ºC
Actualizado 05:31 am

Palabras inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-08-05 05:00:00

Palabras inútiles

El famoso lugar común de “reformemos todo para que nada cambie” parece estar detrás de muchas iniciativas del gobierno para la próxima legislatura.
Palabras inútiles

Y por supuesto en un país como Colombia habría que reformar en serio casi todo.

Es una calamidad que el paramilitarismo haya sacado del uso la idea de “refundar el Estado”, pues ya sabemos de qué se trató esa macabra historia, que nos lleva, entre otras, a tales reformas.

Es obligado preguntar por las intenciones ocultas de reformas como la política y la de la Justicia.

Por lo conocido en la prensa son reformas con nombre y beneficiarios propios, muy sesgadas y selectivas.

La de la Justicia es un claro ataque al sistema judicial; de ahí el rechazo de unos supuestos “borradores” improvisados que el Ministro del Interior y de Justicia mandó a las Altas Cortes, que desataron sus furias e indignó hasta una Corte tan proclive al Señor Presidente como es la Constitucional.

Y encima de eso dizque llamarlas a “conciliar”. Les faltó utilizar el socorrido “colaborar”, con el que todo se justifica ahora.

Hay que ver la displicencia y la altanería del ministro: “No me trasnocha que me la devuelvan”. Para eso tenemos la aplanadora uribista en el Congreso –pensará-.

No se puede ir a las Altas Cortes con semejante chapucería, muy propia del doctor Valencia Cossio. Es un auténtico irrespeto al pensamiento jurídico colombiano, a la academia tanto nacional como internacional.

Claro, hay que reformar la Justicia, pero no para favorecer a los amigos y compadres, sino pensando en una justicia nacional, en la que el punto de partida –y no el de llegada- sea igual para todos los ciudadanos.

La alta burocracia merece un trato especial dadas sus enormes responsabilidades públicas.

Pero lo que se quiere es todo lo contrario: la irresponsabilidad, la truculencia, la picaresca, la simulación de justicia.

Y de la mano se propone la cooptación, para garantizar de por vida unas Cortes de bolsillo. Más saludable que sean vitalicias, como hacen los gringos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad