Los intelectuales santandereanos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-06 05:00:00

Los intelectuales santandereanos

El intelectual ex presidente Belisario Betancur, present√≥ para su ingreso de miembro honorario de la Academia de Historia de Santander, las im√°genes de dos eminentes letrados de esta tierra, Jaime Barrera Parra y Tom√°s Vargas Osorio, sangile√Īo y oibano, ambos lucientes en oficio de escribir.
Los intelectuales santandereanos

Periodistas, paisajistas, pensadores, lectores voraces, todos los temas les fueron familiares, con manejo idiom√°tico original y ejemplar.

Destinos tr√°gicos, adem√°s, el primero aplastado por el techo de un sal√≥n de cine en Medell√≠n junto a su esposa y reci√©n casados, y el segundo fallecido a los 33 a√Īos, su pierna derecha amputada para tratarle una dolencia √≥sea que no ces√≥.

Abundan los destinos tr√°gicos en esta tierra; hombres de talento frustrados por la tragedia de sus vidas: Gabriel Turbay, candidato presidencial derrotado, muerto en la soledad de un hotel de Par√≠s; Jos√© Camacho Carre√Īo, orador ¬ďdesesperantemente perfecto¬Ē (Silvio Villegas) ahogado en el mar Caribe; Manuel Serrano Blanco, formidable orador en √©poca de oradores, en la silenciosa angustia de su cuarto del Hotel Pr√≠ncipe (Bucaramanga); Arturo Regueros Peralta, condotiero singular enamorado, de un pistoletazo; Alfonso Acevedo D√≠az, ingeniero joven y traductor brillante en hospital de Berl√≠n (Alemania) sin curaci√≥n de tumores amebianos.

Las magn√≠ficas ¬ďnotas del Week-end¬Ē de Barrera Parra son deleite en cualquier p√°gina que se abra, lo mismo la ¬ďinvectiva contra el chaleco¬Ē que los ¬ďcuentos de Andersen¬Ē, p√°ginas admirables e irrepetibles.

Le√°moslo: En la primera cita: ¬ď¬Öun hombre en mangas de chaleco es una caricatura de hombre. Da la impresi√≥n de un h√≠brido, de una pobre bestia inclasificable, evadida de una fauna desconocida¬Ö El sastre es un creador de riqueza porque valoriza la anatom√≠a humana socializando el ¬ďeterno esqueleto¬Ē de que habla Barbusse¬Ö¬Ē

En la segunda: ¬ďLos cuentos de Andersen, como los bombones, se han hecho para los ni√Īos, pero es una cosa averiada que los aprueben los pap√°s. ¬Ö Cuando las primeras violencias del oto√Īo humano sacuden el esp√≠ritu se trata de hacer el retorno a la infancia¬Ö¬Ē

Los relatos de Tom√°s, la tierra oibana con su r√≠o de ondas suaves, los compa√Īeros escolares, pero adem√°s poeta insigne, como en el bello poema ¬ďDe regreso de la Muerte¬Ē, referido a la amputaci√≥n de su pierna: ¬ďLibre de ce√Īo adusto y descarnada/ sonrisa horrible, era la muerte bella/ como la esposa deseada/ que a una pasi√≥n m√°s pura nos convierte¬Ē.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad