La democracia no debe tener m√°rtires | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
18ºC
Actualizado 08:18 am

La democracia no debe tener m√°rtires | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-07 05:00:00

La democracia no debe tener m√°rtires

La palabra mártir proviene del griego martys cuyo significado es testigo. La tradición cristiana nos ha llevado a asociar el término con aquellas personas que dan su vida por sus creencias o por una causa, es decir, una persona que da testimonio de sus convicciones hasta llegar al supremo sacrificio.
La democracia no debe tener m√°rtires

Esta carga, que parece excesiva, puede ser autoimpuesta o es la reacción frente a un entorno en el cual la forma de poder expresarse y ser escuchado es dando lugar a un hecho profundamente impactante, pues implica la renuncia de la persona a sí misma, es decir a su vida (el ser) o a su libertad (la capacidad de ser).

Este 4 de junio recordamos el vig√©simo aniversario de la masacre de la plaza de Tian¬íanmen en Pek√≠n (China), en donde cerca de 500 estudiantes y trabajadores murieron a manos del Ej√©rcito mientras protestaban por las pol√≠ticas vigentes y por la corrupci√≥n reinante en la administraci√≥n p√ļblica.

Si bien los diferentes grupos participantes ten√≠an posiciones encontradas frente a las pol√≠ticas adoptadas: estudiantes e intelectuales ve√≠an avanzadas las reformas econ√≥micas y demoradas las pol√≠ticas y los trabajadores percib√≠an que las pol√≠ticas de liberalizaci√≥n econ√≥mica hab√≠an ido demasiado lejos, todos compart√≠an un prop√≥sito com√ļn expl√≠cito: la lucha por la transparencia y uno impl√≠cito: la reivindicaci√≥n de su derecho a expresar su posici√≥n, a exigir ser escuchados.

Los caídos en Tian’anmen hacen parte del grupo de mártires de la libertad de expresión que es la base de la construcción de la democracia y del concepto de representación política inherente a esta forma de gobierno.

Expresarse, ejercer el derecho a la libertad de expresión, no es un acto individual, es el primer acto social, el primer acto político donde la persona da testimonio de sí misma y como tal exige una respuesta: el reconocimiento de su existencia por parte del otro y la actitud de escuchar atentamente. La democracia es el eterno diálogo de la sociedad consigo misma y con el Estado.

En Tian¬íanmen, estudiantes y trabajadores se manifestaron por distintas razones; las autoridades encontraron en sus voces y actos simb√≥licos (como la prolongada huelga de hambre), un mensaje que no pudieron eludir y se les plantearon dos caminos: escuchar o no. Seg√ļn lo mostraron las c√°maras de televisi√≥n en su momento se decidi√≥ no hacerlo y eliminar el mensaje y las voces: hoy recordamos aquel tanque de guerra que se ve√≠a detenido por un solo individuo diciendo con su conducta ¬°soy yo! ¬°estoy aqu√≠! ¬°esc√ļcheme!

Toda democracia que se precie de serlo debe evaluar si tiene m√°rtires de la libertad de expresi√≥n¬Ö si los hay, a√ļn ella no se ha construido, a√ļn es insuficiente. Mayor√≠as que condenan a minor√≠as a un di√°logo de sordos, la autocensura de los medios de comunicaci√≥n motivada por cuestiones econ√≥micas y conflictos de intereses, son apenas dos ejemplos de los s√≠ntomas de una sociedad que no puede llamarse con tranquilidad y suficiencia: democr√°tica.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad