HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-10 05:00:00

HAGASE OIR

Al Alcalde de Floridablanca Qu√© horror lo que le pasa a esta ciudad, y usted como que no se da cuenta, se√Īor alcalde Eulises Balc√°zar. Todas las calles de la zona antigua y alrededores est√°n vueltas nada, rompieron, vuelven a romper y como gran cosa medio re parcharon, y por la calle segunda por donde quedan las bodegas de Mc. Pollo, no hay paso porque la volvieron escombrera y dep√≥sito de materiales, gravilla arena etc.
HAGASE OIR

A los que re parcharon se les olvid√≥ terminar ese pedazo y lo convirtieron en lo que le explico, una escombrera. Por supuesto, no hay paso ni para el peat√≥n ni para los veh√≠culos, hay que dar la vuelta por la v√≠a de la cl√≠nica que est√° vuelta una trocha. M√°s adelante queda la casa Piedra del Sol que est√° igual de fea. ¬ŅQu√© le pasa, se√Īor Alcalde? Y ahora invent√≥ que los que viven en la zona c√©ntrica o antigua donde quedan las dulcer√≠as, tienen por obligaci√≥n que acceder al plan de reordenamiento y volver el piso de abajo de las casas locales comerciales. ¬ŅHa visto las pancartas verdes, en donde la gente se opone, se√Īor? ¬ŅPor qu√© mejor no termina lo que dejaron a medias, por ejemplo la carrera octava, que es el tercer alcalde y nada que la terminan? Se inici√≥ con Giovanny, sigui√≥ con Ulloa y ahora uste. ni se mosquea. Pavimente las calles, no haga reparcheos, los impuestos los pagamos cumplidos, invi√©rtalos, p√≥ngale orden y trabaje que para eso se hizo elegir.

Trinidad Diaz Rueda


Moralista...sí

A los entes reguladores de los medios de comunicación se les olvidó que una de las funciones y objetivo de este recurso es entre otros el de ser educadores. Quisiera preguntar dónde está la monitora del Ministerio de Comunicaciones, la Comisión Nacional de Televisión y hasta los mismos gerentes y directores de los medios.
Da l√°stima - quiero decir verg√ľenza- escuchar radio en las emisoras locales con nombre de cadena nacional, que desde que amanece convierten las frecuencias en programas vulgares, donde los chistes de doble sentido, la obscenidad y la groser√≠a se mezclan con el af√°n de hacer humor, cayendo en lo ordinario y haciendo creer al oyente que esa es nuestra cultura; nada m√°s lejos de la realidad. Lo peor, nos toca aguant√°rnoslos porque toda esa chambonear√≠a la multiplican en los buses a todo volumen, veh√≠culos donde las damas tiene que sonrojarse por ser casi siempre ellas el objeto de semejante verduler√≠a. ¬°Hasta donde han ca√≠do, por Dios! En una ciudad donde hay dos facultades de comunicaci√≥n y todav√≠a ninguna se pronuncia sobre la calidad del medio. Lo mismo sucede con las telenovelas puestas en la llamada franja familiar, con escenas de cama donde no se insin√ļa sino que se muestra sin pudor alguno, cuando la franja indica que los menores pueden estar viendo.
Nos merecemos unos medios que de verdad eduquen y fortalezcan los ya deteriorados valores humanos. Nos merecemos mejores medios de comunicación, mejores programas, donde la investigación, la ciencia y la cultura sean el objeto de su programación.

Héctor Vecino Rueda


De los ni√Īos sicarios

Una de las razones de la existencia de¬† ¬ďsicaritos¬Ē, es la de los hijos sin padre. Seg√ļn el Dane, de cada 100 ni√Īos que nacen en Colombia 50 son extramatrimoniales. De cada 2.000 ni√Īos, 600 no tienen padre conocido.¬† Como engendrar es f√°cil, las jovencitas de¬† hoy (no todas por supuesto) al lograr el embarazo hacen caso omiso de la figura masculina, indispensable despu√©s del alumbramiento para la formaci√≥n moral del joven. Lo buscan y lo consiguen¬† por puro esnobismo, para hacer alarde de los t√≠tulos de madre soltera¬† y/o¬† cabeza de familia.¬† Del otro lado, el hombre irresponsable elude obligaciones evadiendo su condici√≥n de padre y completa el c√≠rculo vicioso. Las separaciones tambi√©n est√°n a la orden del d√≠a; entonces la madre trata de educarlo sola y educar no es sencillo.¬† Acept√©moslo o no, el chico que crece sin padre f√°cilmente es sicario en potencia. Si el ICBF y Min-educaci√≥n se empe√Īaran en diseminar educaci√≥n basada en que todo ni√Īo tiene¬† derecho a un hogar estable lleno de amor; tendr√≠amos un pa√≠s sin ¬ďsicaritos¬Ē en¬† tiempo no muy lejano,¬† si la tarea se empieza ahora.

Fabio A. Ribero Uribe

Nuestra UIS

Los colombianos estamos entrando¬† a una temporada de campa√Īas pol√≠ticas que parece ser√° bastante polarizada, pero lo m√°s triste es que en sus contenidos¬† brillar√° la pobreza de ideas y abundar√° el golpe bajo, el agravio y la calumnia.¬† En un panorama as√≠, el ciudadano del com√ļn cada d√≠a tendr√° menos elementos¬† de juicio que lo ayuden a la toma¬† de decisiones en el momento de apoyar un candidato¬† o de sufragar, pues estar√°¬† de carne de s√°ndwich cubierto por un lado en la desinformaci√≥n y en el otro por agitadores de masas¬† que estar√°n incitando al desorden.
En los √ļltimos meses, esas minor√≠as violentas han fusilado compatriotas por la simple sospecha de apoyar al Ej√©rcito nacional.
Nuestra UIS no ha escapado a ese plan de desinformación de los unos y a la agitación y propagación del temor  de los otros. Ojalá en este reiniciar de actividades aparezca el liderazgo de los órganos de dirección, seguidos por  la sensatez y buen criterio de la mayoría de la comunidad universitaria para aislar a esa minoría que solo  aporta  trastorno y tristeza.  
¡Tanto pesa la actividad universitaria, que cuando la UIS cierra la ciudad se vé triste!!

Oscar Hincapié Cardenas

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad