La ¬ďpalabra de honor¬Ē de las Farc | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-11 05:00:00

La ¬ďpalabra de honor¬Ē de las Farc

Hace pocos meses, las Farc hab√≠an hecho saber p√ļblicamente que no mantendr√≠an a m√°s secuestrados pol√≠ticos en su poder. De hecho, liberaron luego de lustros de tortuoso cautiverio a los que a√ļn quedaban en la selva despu√©s del √©xito de la operaci√≥n Jaque, que les arrebat√≥ a Ingrid Betancourt, Clara Rojas y tres estadounidenses, adem√°s de varios miembros del Ej√©rcito y la Polic√≠a Nacional.
La ¬ďpalabra de honor¬Ē de las Farc

Sin embargo, la semana pasada y por en√©sima vez, la organizaci√≥n guerrillera dej√≥ ver sus entra√Īas y la manera como verdaderamente piensa y act√ļa, que vale la pena recordarlo, es muy diferente a lo que dice y pregona. Como se dir√≠a coloquialmente, Alfonso Cano y sus filas pelaron el cobre.

Y pelaron el cobre, con su intento de secuestro de los concejales y el Alcalde de la población de Garzón, Huila, operación que dejó cuatro muertos y al presidente de la corporación en poder de esa guerrilla.

Por esa raz√≥n, la pregunta que inmediatamente le surge a la opini√≥n p√ļblica, refrendada en este siglo XXI luego del fracaso de la zona de despeje en El Cagu√°n es ¬Ņen esas circunstancias, qui√©n le puede creer a las Farc?

Es que con su maniobra en Garzón, esa guerrilla no solo se contradijo abiertamente, sino que liquidó cualquier acercamiento que se pudiera haber considerado con la sociedad colombiana. De hecho, la mentira es de tal magnitud que le cerraron las puertas incluso a los candidatos presidenciales cuya propuesta girara en torno a oír los planteamientos de la subversión.

Pero el tema no termina ahí. El secuestro del concejal debe servir también para encender las alarmas de las autoridades en todo el país.

Es que el hecho de que el plan de las Farc haya tenido un éxito parcial, luego de que lograran entrar al pueblo e incluso pasaran en su huída con el concejal secuestrado muy cerca de un batallón en su camino al monte, debe generar un profundo examen al interior de las Fuerzas Armadas. Sobre todo, si además se analizan algunas cifras recientes del conflicto, que muestran una caída de los combates con ese grupo delincuencial propiciados por el Ejército, al tiempo que se ha presentado un incremento del 100% en los enfrentamientos iniciados por las Farc.

Y s√≠, es cierto que esa guerrilla comenz√≥ a utilizar una t√°ctica de diseminaci√≥n en la cual es dif√≠cil encontrar a m√°s de tres de sus militantes juntos, lo cual hace m√°s complicado plantear un combate. Sin embargo, tambi√©n es necesario considerar la posibilidad de que luego de los √©xitos obtenidos en los √ļltimos a√Īos, las autoridades puedan haber entrado en un marasmo o sentimiento de victoria del cual f√°cilmente se podr√≠a aprovechar el enemigo.

En fin, los sucesos de Garzón deben servir para analizar todos los ángulos, pero sobre todo el político y el militar, para no repetir una historia que ya se había vivido en la Asamblea del Valle, para mencionar apenas un triste ejemplo.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad