Vie Dic 9 2016
25ºC
Actualizado 12:38 pm

Morales y Lugo piden más integración en recordación de firma de Paz del Chaco | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-12 19:31:28

Morales y Lugo piden más integración en recordación de firma de Paz del Chaco

Morales y Lugo piden más integración en recordación de firma de Paz del Chaco

Lugo y Morales, quienes participaron de un acto en una plaza pública de Mariscal Estigarribia, a 550 kilómetros al noreste de Asunción, también descartaron toda posibilidad de conflicto entre ambos países, tres después de dirimir una controversia por la incursión irregular de policías bolivianos en territorio paraguayo.

"Ratificamos que no existe hipótesis de conflicto posible entre Paraguay y Bolivia y que la soberanía de nuestros pueblos no se verá amenazada por intereses foráneos o fuerzas multinacionales que nos enfrentaron en el pasado", dijo Lugo en su discurso.

"Hoy más que nunca, independientemente de nuestras diferencias, apreciamos y respetamos la lucha de ambos pueblos", apuntó el jefe de Estado paraguayo.

Lugo destacó además que "Paraguay y Bolivia, dos naciones profundamente independientes y soberanas, han aprendido que la integración de los pueblos es el legado más importante que ha dejado la sangre boliviana y la paraguaya regando este suelo chaqueño".

"Nos encomendaremos a la ardua tarea de la construcción de nuevos y más fuertes lazos de hermandad con el pueblo boliviano", añadió el presidente de Paraguay, donde hoy es festivo en conmemoración de la firma del Tratado de Paz del Chaco.

Por su parte, Morales consideró que esta fecha no sirve solamente "para dar el homenaje a quienes dieron su vida", si no para no olvidar que esas muertes fueron causadas debido a "los intereses (...) de trasnacionales. De imperios como los de Estados Unidos e Inglaterra"

Según los historiadores, el control del Chaco era estratégico para los dos únicos países de Suramérica que no tienen salida al mar y el conflicto fue alentado por empresas petroleras ante la creencia de que en esa región existían enormes reservas de hidrocarburos.

"Esto no debe repetirse en la historia de nuestros países ni de Suramérica", indicó el mandatario boliviano, quien, no obstante, aseveró: "Ahora ya no hay disputas de trasnacionales para enfrentarnos, pero también nos imponen políticas, programas de permanente saqueo de nuestros recursos naturales".

"Ahora estamos viendo que son políticas que desembocan en el genocidio de los pueblos. Son tratados de libre comercio que acribillan a pueblos", acotó Morales, quien realizó una breve visita a esta inhóspita región fronteriza paraguaya tras retornar de un viaje oficial a Cuba.

La celebración incluyó un desfile militar y estudiantil, así como un homenaje a los caídos durante esa contienda y la condecoración con la medalla Cruz del Defensor a un vicesargento primero y cuatro soldados que combatieron en esa contienda.

Además de los mandatarios, estuvieron presentes los ministros bolivianos de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, y de Defensa, Walker San Miguel, y sus homólogos paraguayos, Héctor Lacognata y Luis Bareiro Spaini, respectivamente.

Los mandatarios de Bolivia y Paraguay, quienes firmaron además una declaración conjunta, depositaron una ofrenda floral y descubrieron una placa recordatoria, y almorzaron en un destacamento del III Cuerpo de Ejército, con asiento en Mariscal Estigarribia.

Este acto se hizo tres días después de que ambos países zanjaron un conflicto luego de que Bolivia reconociera y pidiera disculpas al Gobierno en Asunción por el ingreso ilegal de un grupo de policías armados a la región chaqueña, el 17 de mayo pasado, para arrestar a dos ciudadanos paraguayos buscados por robo en el vecino país.

Tras la denuncia realizada por Paraguay sobre la incursión de las fuerzas de seguridad bolivianas, Morales se comunicó por teléfono el día 4 pasado con Lugo para aclarar, inicialmente, que ni policías ni militares habían participado en ese hecho.

Las autoridades bolivianas dijeron después que los datos del Comando de frontera de Villamontes "faltaron a la verdad" al no informar con precisión del lugar donde se produjo la detención.

La Guerra del Chaco enfrentó a unos 250.000 soldados bolivianos contra unos 150.000 paraguayos y causó casi 100.000 bajas en ambas filas, buena parte de ellas por falta de agua, según los historiadores.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad