Mar Dic 6 2016
20ºC
Actualizado 10:00 pm

Encrucijada pensional | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-14 05:00:00

Encrucijada pensional

¿Se ha puesto a pensar en su pensión?Si no lo ha hecho, preocúpese, puede estar en el lugar equivocado.
Encrucijada pensional

No importa si hasta ahora está comenzando su vida laboral, si no ha terminado la universidad o si tiene su propio trabajo.

Y es que, créalo o no, el mal momento por el que atraviesa el panorama pensional del país podría hacerle cambiar su futuro.

Para los expertos, los últimos anuncios del Ministerio de Hacienda y la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo, Fedesarrollo, muestran lo complejas que están las cuentas para el esquema pensional colombiano.

El ministro Óscar Iván Zuluaga, de Hacienda y Crédito Público, reconoció que en Colombia el 40% de las personas que están cotizando jamás van a alcanzar una pensión.
Al mismo tiempo, el Ministro lanzó un plan de ahorro para la vejez, con el cual se permitiría dar una ayuda a un número cercano a los 9 millones de colombianos que devengan menos de un salario mínimo mensual, quienes no han cotizado para lograr su pensión.

La propuesta, sin embargo, abre la posibilidad a otorgar auxilios por debajo del mínimo legal mensual para esas personas. Es decir, un grupo grande de colombianos tendría que conformarse con ingresos muy por debajo de los incrementos del costo de vida al llegar a su vejez.

También la semana pasada, la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo, Fedesarrollo, propuso aumentar la edad de jubilación (hoy es de 60 años para hombres y de 55 para mujeres) y atarla a la expectativa de vida en el país que, de acuerdo con la entidad, va en aumento.

Vanguardia Liberal consultó al abogado especialista en Derecho Laboral,  con maestría en Derecho Público, Administrativo y Constitucional, Jesús Homero Duarte Arias, quien explicó lo que viene en materia pensional para los colombianos.

¿Llegará la pensión?

Lo primero que usted debe saber es que por los cambios que se han hecho al sistema de pensiones, que inició con la Ley 100 de 1993, a partir de 2014 la edad de pensión se incrementará a 62 años para los hombres y a 57 para las mujeres.
Mientras que el número de semanas cotizadas necesarias para pensionarse será de 1.300. Hoy es de 1.150 semanas.

Igualmente, la base para liquidar la pensión se baja del 75% del valor  de lo cotizado en los últimos diez años a 65%.
Y se impone un tope a las pensiones de tal manera que no puede haber personas que reciban más de 25 salarios mínimos legales mensuales vigentes para vivir con 13 mesadas anuales en su vejez.

Esto quiere decir que nadie que esté cotizando su pensión en el régimen de prima media (Seguro Social) podrá pensionarse con un valor superior a 25 mínimos, que hoy equivalen a $12’422.500.

El régimen de transición que contempló la Ley 100 de 1993 terminará en julio de 2010. Quienes hayan cotizado 750 semanas hasta julio de 2005 podrán mantener este beneficio pero sólo hasta 2014.

Ese año terminará completamente la transición y los únicos regimenes especiales que se mantendrán serán los del Presidente de la República y las Fuerzas Militares.

“Sociedad de pobres”

Para el experto, lo que hoy sucede con el sistema pensional es el resultado de una cadena de errores que podría llevar a “las futuras generaciones, que tengan la opción de la pensión, a tener pensiones de mínimos legales en su gran mayoría. Esto va a ser una sociedad de ancianos pobres”.

A esto se suma la flexibilización acelerada del contrato laboral bajo las formas de contratos civiles y que llevan a que el empleado tenga que asumir la totalidad de las cotizaciones mensuales a pensión, que hoy día son del 15%. Igualmente, la opción de pactar el salario fijándolo en el mínimo y estableciendo el resto del sueldo como primas o bonificaciones o auxilios que no suman para pensión de acuerdo con el actual esquema.

Para Duarte Arias, esta práctica está llevando a que se disminuya la base de cotización salarial, con un efecto directo sobre el ‘gran fondo’ de pensiones colombiano.

Cadena de errores

El experto indicó que los cambios que introdujo la Ley 100 de 1993 fueron válidos para terminar con una serie de inequidades que se estaban cometiendo bajo el anterior esquema pensional, al tiempo que se abrió la posibilidad a que los colombianos se alejaran de una pensión ideal.

Aseguró que lo que están a punto de vivir los colombianos ocurrió por los abusos con el fondo que manejó el Instituto de Seguros Sociales y que se denominó régimen de prima media con prestación definida creado por la Ley 33 de 1985.

Un esquema que hoy funciona bien en Alemania pero que en Colombia nunca se construyó.

A ese fondo (que hoy todavía maneja al fondo de pensiones del Seguro Social), se habían comprometido a aportar el Gobierno (una cuarta parte); trabajadores (una cuarta parte) y los empleadores con dos cuartas partes. Recursos que no llegaron.

Se suma que el esquema inicial había planteado no tocar el ahorro durante diez años para poderlo constituir de verdad, pero se empezaron a reconocer pensiones con cargo al fondo recién creado.

Tampoco se cumplió con el incremento de aportes de tres puntos cada tres años, pactado inicialmente.

Vale aclarar que a ese fondo aportaban las empresas del sector privado y unas pocas del sector oficial que, en su gran mayoría, creó otro esquema de pensiones en departamentos y municipios, incluso para Universidades: las llamadas Cajas de Previsión.

“Hoy, los problemas que presenta ese fondo obedecen a muchos factores, pero especialmente a que el Gobierno sigue siendo el gran deudor”, señaló.

¿Está en el fondo correcto?

Aunque se ofrecen como lo mismo, los fondos de pensiones tienen diferencias que la mayoría de los colombianos no conocen, denunció el experto en temas laborales, Jesús Homero Duarte, consultado por Vanguardia Liberal.

El régimen de prima media, cuyo fondo es el Seguro Social, es un fondo común que recibe el aporte de todos sus afiliados y para el cual aplican las restricciones de edad y semanas cotizadas, así como topes para las pensiones.

Los fondos de pensiones privados, por otra parte, son una cuenta individual que se lleva a cada uno de los afiliados. El fondo administra la cuenta individual y cuando se exige la pensión calcula si con el dinero aportado por el afiliado es suficiente para obtener su pensión vitalicia.

Duarte Arias indicó que lo que no se les ha explicado a los colombianos es que los fondos privados de pensiones están diseñados para quienes tengan ingresos o rentas que superen los 13 salarios mínimos legales mensuales vigentes (a cálculos de hoy $6’459.700).

Y dijo que “es inaceptable que se acepte cotizaciones con un mínimo legal a un fondo privado cuando jamás habrá lo suficiente para poder financiar estas pensiones”.
Lo que prevé a futuro el experto es que como no va a haber los recursos para que mucha gente logre su pensión con estos fondos, el Estado terminará también aportando lo que falte para que se garantice, por medio de una póliza de seguros, su pensión.

Aclaró que en este sistema se tiene un mínimo de 1.150 semanas de cotización, es decir 23 años. El mínimo de edad es de 57 para las mujeres y 62 para los hombres.

Síntesis

• El régimen de prima media permitía una pensión a quienes tuvieran 1.000 semanas cotizadas.
• La edad de pensión era de 55 años para las mujeres y de 60 para los hombres.
• El promedio de la cotización se calculaba sobre lo devengado en los dos últimos años de trabajo.
• Eso llevaba a muchos fraudes porque se podía cotizar durante 18 años con un mínimo legal y durante los dos últimos con 10 mínimos legales y se lograba una pensión equivalente al 75% de ese último valor.
• En el sector público la pensión era a los 55 años para hombres y mujeres. Era equivalente a todo lo devengado en el último año: salario, prestaciones, viáticos permanentes, primas, bonificaciones y recargos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad