“Que ellos estén vivos es un milagro de Dios” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 09:20 pm

“Que ellos estén vivos es un milagro de Dios” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-15 05:00:00

“Que ellos estén vivos es un milagro de Dios”

El capitán Héctor Forero Quintero, de 51 años, piloto de la avioneta de matricula HK-2875, la cual se precipitó a tierra el sábado a las 6:10 de la tarde a pocos metros de la pista de aterrizaje del aeropuerto Palonegro de Lebrija, se encuentra fuera de peligro y recibiendo atención médica.
“Que ellos estén vivos es un milagro de Dios”

Ayer a las 10:30 de la mañana la joven Margarita Forero Pulido, de 22 años, hija del piloto, fue dada de alta en la Clínica Bucaramanga, donde es atendido su padre, quien sufrió una fractura en la nariz, además de golpes, contusiones y heridas abiertas en diferentes partes del cuerpo.

“No hay duda, que mi hija y mi esposo estén vivos es un milagro de Dios. La gente que supo del accidente me dijo que debe haber alguien que se la pasa orando por ellos para que Dios los proteja, y esa soy yo, que los vivo encomendando en mis oraciones”, dijo con una expresiva sonrisa, Martha Lucía Forero, madre y esposa de los ocupantes de la aeronave siniestrada.

Gracias al trabajo mancomunado de 50 hombres de los Bomberos, la Defensa Civil, el Ejército y la Policía, a las 11:00 de la noche, cuatro horas y 50 minutos después del siniestro, el piloto, el cual quedó atrapado en el fuselaje de la aeronave, fue rescatado.

“Por fortuna padre e hija salieron con vida del aparatoso accidente que, a juzgar tanto por las condiciones en las que quedó la avioneta y el lugar en el que se precipitó, resultó siendo un verdadero milagro”, acotó uno de los integrantes de la cuadrilla que participó en las labores de rescate.

El itinerario del siniestro

La avioneta bimotor piloteada y de propiedad del capitán Héctor Forero Quintero, quien viajaba con su hija, despegó del aeropuerto Santiago Villa, en el municipio de Flandes, Cundinamarca el sábado a las 5:30 de la tarde.

“Venían a Bucaramanga a recoger a dos familiares y hoy (ayer) regresaban a Bogotá donde está reunida toda la familia para celebrar los 90 años de la mamá de Héctor”, señaló la esposa y madre de los ocupantes de la aeronave.

A las 6:05 de la tarde cuando la avioneta se aprestaba a aterrizar en el aeropuerto Palonegro de Lebrija, donde reinaba el mal tiempo, se presentó la emergencia.

“Parece que una ráfaga de viento los hizo perder altura. Mi hija me contó que sintieron un golpe en una de las alas, la cual tocó un cable de la luz, y luego se fueron a tierra. Gracias a Dios cayeron en una zona de abundante vegetación y eso ayudó a amortiguar el choque”, indicó la esposa del piloto.

Ayer, personal de la Aeronáutica Civil inspeccionó el lugar del siniestro en busca de evidencias que permitan clarar las causas del accidente.

Entre tanto, la fiesta por el cumpleaños de la madre del piloto que ayer cumplió 90 años, no se suspendió y por el contrario la celebración fue doble: “En Bogotá la familia está de fiesta. Además del cumpleaños de mi suegra están celebrando que mi hija y mi esposo volvieron a nacer”, dijo con gran efusividad la esposa del piloto.

LA VOZ DEL EXPERTO
Julio Consuegra / Piloto y especialista en seguridad aérea.

“La mayoría de los accidentes de aviones ocurren durante el despegue o el aterrizaje. En este momento es cuando más concentración necesita el piloto, pues debe estar atento al funcionamiento del avión, hablar con la torre de control, observar el tráfico aéreo, estar pendiente de las listas de chequeo, y dar instrucciones. Por tal razón, al menor descuido puede pasar que el avión pierda el equilibrio”    .

Los heridos

Héctor Forero Quintero, de 51 años, es abogado de profesión y capitán en uso de buen retiro del Ejército Nacional. Además de ser piloto es paracaidista y aunque tiene familia en Bucaramanga está radicado en la capital de la República. Su hija, Margarita Forero Pulido, de 22 años, quien lo acompañaba al momento del accidente es estudiante de último semestre de arquitectura. En las próximas horas, cuando el médico que atiende al piloto lo estime conveniente, él, su esposa y su hija, regresaran a Bogotá.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad