Publicidad
Publicidad
Jue Ene 19 2017
20ºC
Actualizado 09:21 pm

¿Qué hacemos con... la realidad que vivimos? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-15 05:00:00

¿Qué hacemos con... la realidad que vivimos?

El enredo, la confusión, el caos, son absolutos. Nadie sabe de dónde viene ni para dónde va porque ignora en dónde está, luego la ruta no importa. Magistrados, congresistas, fiscales, transportadores, banqueros, todos a una, en querella continua. Todos contra el Presidente y él tan contento, sentado en medio del desorden, incrementándolo y dirigiendo la situación como él sólo lo sabe hacer, en beneficio propio e imponiendo su voluntad.
¿Qué hacemos con... la realidad que vivimos?

En esta locura, nunca antes vista, parece que todos se sienten contentos y bien ubicados y la disfrutan. Ver para creer: USA, nuestro aliado del alma, especial e incondicional, nos trata como nosotros al pordiosero del semáforo, siempre el mismo y a quien hemos dado tantas veces dádivas y nos hacemos los “pendejos” cuando aparece y ante la dura realidad, suspendemos la donación.

Ante nuestro fracaso corremos “la totuma” al Canadá, repetimos el mismo cuento agregando algo más y, ¡Oh sorpresa! nos niega la ayuda, nos enciman tremendo rajatablas, que nos recuerda más de una verdad que voluntariamente habíamos olvidado. El Gobierno se asegura y afirma que somos un país único en el mundo y que estamos “blindados” contra la crisis universal, pero no es verdad tanta belleza. Como de costumbre el Ejecutivo ha tomado todas las medidas posibles para proteger a los ricos, de los pobres no se ha acordado.

El desempleo es cada día mayor, los vendedores ambulantes se multiplican sin solución a su problema, la comida no es escasa pero no hay con qué comprarla, luego se tiene hambre. En cuanto a las opciones de trabajo, el contrato a término indefinido es historia antigua, sin él el aporte al Seguro Social no es factible, luego la salud está gravemente amenazada. La protección laboral ha desaparecido y se ha impuesto el muy fatal sistema de trabajo cooperado. Queda claro que la cesantía ha desaparecido y con ello la opción de adquirir vivienda propia también pasó a la historia. Esa es la realidad que vivimos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad