El menor delincuente y la ley | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:41 pm

El menor delincuente y la ley | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-16 05:00:00

El menor delincuente y la ley

En los medios de comunicación del país está a la orden del día el debate sobre los delincuentes adolescentes, quienes en muy poco tiempo se han convertido en expertos en el arte de aprovecharse de las bondades y garantías que para los menores consagra la Ley de Infancia y Adolescencia que entró en vigencia en marzo de 2007.
El menor delincuente y la ley

En solo 2 años y 3 meses de estar rigiendo ella, las estadísticas del Estado registran 18.555 casos de jóvenes delincuentes cuyas edades fluctúan entre los 14 y los 17 años y 223 registros de niños menores de 14 años acusados de incurrir en delitos.

¿De qué ilícitos se les acusa? La gama de reatos que cometen quita el sueño: homicidios agravados, lesiones personales, robos de apartamentos y residencias, “fleteo”, actos de narcotráfico y porte de armas, principalmente. Las bandas de delincuentes adultos buscan sus servicios porque consideran que son asesinos con menos remordimientos, delincuentes osados, eficaces y despiertan menos sospechas entre las autoridades y las víctimas. Además, la ley los protege.

La ley 1098 de 2006, que es conocida como la Ley de Infancia y Adolescencia, tiene buen número de virtudes, es un avance frente a la legislación que al respecto había, su texto fue producto de 6 años de estudios, debates y estableció la responsabilidad penal juvenil y si bien protege al menor infractor, le impone penas y busca la reparación del daño causado. Pero en su corta vida ha demostrado que tiene fisuras que son aprovechadas por una nueva generación de hábiles delincuentes que comienzan su carrera en el mundo del crimen a edad muy temprana, para quienes tal norma es un escudo protector que les sirve para cometer delitos atroces y buscar que ellos queden en la impunidad, como ha informado la prensa en los últimos meses.

El país ha sido sorprendido por el alto número de homicidas cuyas edades lindan entre los 14 y los 16 años, quienes integran “combos” que “trabajan” para “organizaciones madre” de experimentados delincuentes, criminales que han tomado conciencia que usar a los niños como ejecutores de homicidios es encontrar en muchos casos la impunidad para sus actos delictivos.

¿Qué hacer? En el país hay la sensación de que cuando un delito es cometido por un menor de edad, hay impunidad. Esa es la negra nube que tienen que disipar la Fiscalía, el ICBF y la justicia ordinaria.

Ese es el gran desafío que tienen quienes laboran en estos temas. En aras de proteger al menor, actitud loable como la que más, no puede la sociedad hundirse en el laberinto de la inseguridad mientras niños armados siembran terror en las calles de las principales ciudades del país.      

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad