Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
24ºC
Actualizado 10:30 am

Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-16 05:00:00

Palabras Inútiles

Como novísima teoría nos presenta el señor Presidente la tesis de que Colombia es un “Estado de Opinión” y agrega -¿recordando a Lenin?- que es la fase superior del Estado de Derecho -¿y última?- Es un mecanismo de dominación tan antiguo como el fascismo, basado en la propaganda, en la manipulación de la realidad, en la intervención de la memoria y del pasado hasta destruirlos e imponer el pensamiento único y convertir la mentira en verdad. Se puede leer con todo detalle en la novela de Orwell 1984, muy mencionada en estos tiempos.
Palabras Inútiles

El Estado de opinión tiene muchas consecuencias catastróficas para un país, pero una es muy especial y es que nunca se puede probar nada. La realidad es cambiada minuto a minuto, la mentira es la reina y la elegida pasa a los registros oficiales y mediáticos y se convierte en verdad. La infamia es virtud y la ignorancia fuerza.

El papel de la opinión en la política lo conocemos desde Platón y nada tiene que ver con la construcción de teorías rigurosas, que pasen por la demostración y la prueba. Platón no desestima a la opinión –la doxa-, la cree útil en la fabricación de mentiras políticas, a las que debe apelar el gobernante si es necesario para la conservación de su República. Por supuesto, la República platónica no tiene nada que ver con una “Polis de Opinión”, pues sería extravagante y ajena al pensamiento racional clásico. Un Estado de Opinión como el novísimo propuesto no tiene diferencia alguna con la tiranía, a la que por supuesto le sobran todas las instituciones de la democracia liberal, aunque finja tenerlas.

* * *

Post scriptum: Orwell también habla de las sectss de odiadores para formar un Estado de Opinión favorable al plan totalitario, algo así como sicarios mediáticos, a sueldo, mercenarios ideológicos. Los tenemos a la vuelta de la esquina, en cierto canal regional. Tiene horas semanales para el odio y ahora le tocó el turno a la crisis de la UIS. ¿Quién paga a tan siniestro mercenario odiador, destructivo, mentiroso, provocador y amenazante?

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad