Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
22ºC
Actualizado 05:33 pm

De las violencias y sus sirenas | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-18 05:00:00

De las violencias y sus sirenas

De las violencias y sus sirenas

Pobre de la sociedad que no respeta a sus niños, ni a sus ancianos, reflexionaba un pensador. Joaquín Torres G. decía: “Ulises quería oír el canto de las sirenas, pero como sabía que no podía resistirse, se hizo amarrar al mástil de su nave al hacer la famosa travesía.

Sus remeros se taparon los oídos con cera. Fue con todo imprudente Ulises. ¿Cuándo está el hombre asentado sobre una base suficientemente firme, como para estar dispuesto a oír todas las voces? De ser así perderá el norte. Pero la mayoría de los individuos, no tienen norte, el azar los trae y los lleva, van flotando como corchos encima del agua”.

Esto es válido en la situación actual, porque si buscamos afuera de nosotros mismos la aprobación o el criterio de nuestro actuar, no solo perderemos el norte, sino que jamás encontraremos un verdadero conocimiento y sentido frente al mundo que vivimos. Por eso nuestra opinión y conocimiento sobre la realidad colombiana no debe nacer de lisonjas o rechazos externos, sino del fruto de nuestra reflexión, experiencia y trabajo frente a la sociedad.

En este tiempo de controversia, y pérdida de sentido que vivimos, suenan voces de sirenas proclamando: éste es el mejor jabón; el mejor carro; el mejor gobierno; estos gobernantes son irremplazables. Pero la mayoría de los juicios, están dominados por un sentimiento de vacilación, debido al vacío interior que se sufre. Se dejan arrastrar por los sentimientos y criterios de la manada, informada por los medios.

El ser humano que piensa que siente, que reflexiona y se siente responsable de su país, debe buscar un nuevo sentido, un norte, para el encuentro consigo mismo que lo lleve a descubrir y ejercer la libertad que le da su condición de ser humano y tratar de encontrar salidas a la crisis humanitaria que padecemos.

Caminar por los senderos del bien significa tratar de sobreponernos a esos llamados de sirenas, que invitan a realidades aparentemente más atrayentes, motivadas muchas veces en intereses mezquinos, para realizarnos en mundos más ciertos y capaces de mostrarnos una verdad profunda, a través de la cual encontrar soluciones.

Lejos del ruido, el éxito y el lucro fácil, por el que se venden principios y valores; retirados del atractivo de verdades efímeras que, como sirenas, usan su canto para atraparnos en lo que está pasando, podremos encontrar salidas.

Lamentablemente, las cosas no están regidas por los más aptos, sino por los más capaces de imponer su fuerza.

Pero, el mundo no es transformado por la violencia de los más fuertes, sino por esa fuerza que proviene de la sabiduría que permite encontrar la meta y el sendero que conduce a pasar el puente de la violencia hacia el amor, para vivir en una sociedad en la que los inocentes no sigan muriendo sin sentido.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad