¿La vida y qué más? | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Ene 21 2018
21ºC
Actualizado 06:06 pm

¿La vida y qué más? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-18 05:00:00

¿La vida y qué más?

¿La vida y qué más?

O tal vez conseguir dinero, jugar, viajar. ¿Y después qué? Envejecerme y morirme como todo el mundo y entonces  ¿Qué hacer cuando se llegue a viejo?  Sólo una persona verdaderamente rara se sienta a pensar acerca de la muerte todo el tiempo, pero sólo un tonto va por la vida sin pensar en ella. Sobre la vida la Biblia dice: “Dios nos ha dado vida eterna y esta vida está en su hijo.

 El que tiene al Hijo tiene la vida, y el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida” (1Jn. 5,11-12).

El mensaje es claro, sin Cristo no hay vida. Ni aquí, ni nunca. Si no has confiado en Él como tu Salvador, hazlo hoy mismo. Tu conseguirás la meta de la vida y la promesa de la vida eterna. ¿Quién dice no a esta oferta gratuita? Si el pensamiento principal de todo el mundo es tener vida, entonces por qué piensas destruirla, aniquilarla.

Son los vicios, las drogas, la mala alimentación, las costumbres malsanas, e incluso los nuevos estilos de vida, los causantes de tanta muerte prematura. La vida es una decisión diaria, constante, que exige trabajo interno en el que el sacrificio, la entrega y las razones de vida son los mejores ingredientes para conservarla.

Mientras vivamos buscando satisfacciones pasajeras y tratando de encontrar la felicidad fuera de nosotros, fracasaremos.

La vida se nos ha entregado como un don, como un regalo, pero con la total libertad para hacer de ella lo que la decisión personal quiera.

Es asombroso cuan rápidamente vamos deteriorando ese regalo, qué fácil las cosas nos van destruyendo y cuánta falta de voluntad hay en nosotros. Ayer estábamos como una roca sólida en nuestra vida, en nuestras creencias y sintiéndonos bien cerca de la vida y de Dios y hoy llenos de enfermedades, dudas y problemas.

La gran diferencia entre vivir para la vida y vivir para morir, está en la forma de pensar, hablar y actuar. Es decir, que todo depende de la coherencia con que se viva y la disposición que se tenga para ello.

Hay que buscar espacios, amigos, circunstancias, pensamientos y todo lo que sea necesario desde la bondad para optar por la vida, para vivir.

“Señor, muéstrame tus caminos, enséñame tus sendas, guíame en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi vida, de mi salvación; en ti espero todo el día”. (Salmo 25,4-5).

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad