El duelo en los niños | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 09:20 pm

El duelo en los niños | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-22 05:00:00

El duelo en los niños

Durante sus primeros años, los padres, abuelos, tíos y primos les cuentan a los niños cuentos de hadas en los cuales la muerte es reversible y los personajes principales tienen la oportunidad de volver a vivir.
El duelo en los niños

“Y aunque el lobo feroz se había comido a la abuelita, el leñador la rescató y Caperucita vivió feliz con ella”, cuentan las historias.

Sin embargo, cuando un niño afronta la pérdida de un familiar cercano y muy querido, la muerte debe dejar de ser una fantasía y los padres deben hablar con toda sinceridad con su hijo y tener en cuenta que posiblemente él conozca la situación o tenga dudas con respecto a ella.

“El niño sabe lo que está pasando, pero como le han contado cuentos de hadas, entonces cree que la muerte es reversible y espera que eso suceda con la persona que murió”, explica la psicóloga clínica Isa Fonnegra de Jaramillo, quien publicó recientemente su libro El duelo en los niños.

El psicólogo Jesús J. García señala que muchos padres tienen la buena voluntad para evitar sufrimiento a sus hijos, pero el problema es que ellos mismos no han superado la pérdida o se resisten a atravesar el duelo como corresponde.

García cuenta el caso de Samantha, una madre viuda que no sabe cómo hablar con sus hijos sobre el tema y que se siente, también, compungida por su propia situación.

“Enviudé hace seis meses y tengo dos niños de cinco y siete años. Mis hijos no saben que su papá murió. Les digo que él viajó a otro país, pero me confrontan con preguntas como: por qué no te llama mi papito. Les contesto que está ocupado, pero ellos me piden llorando que les de su número para llamarlo”.
Los niños, entonces, le solicitan a Samantha el número de su papá para llamarlo y se desconciertan aún más con el llanto nocturno de ella, quién les responde con más mentiras.

“Sólo les digo que me duele la cabeza. Lo peor es que a veces siento que yo misma quisiera morir”, narra Samantha.

El psicólogo le recomendó que hablara con sus hijos seriamente y con la verdad.

“La idea del viaje hace que los niños mantengan falsas esperanzas o que piensen que su padre les abandonó”, explica Jesús J. García.

Por su parte, la psicóloga clínica, Isa Fonnegro de Jaramillo explica que “es importante usar la palabra muerte y no cualquier otro eufemismo”.
También comenta que, según los casos que ha atendido a lo largo de sus 30 años de carrera, ha podido descubrir que “los niños no resisten periodos prolongados de tristeza y es por eso que en medio del velorio o el funeral salen a jugar”.

Los expertos aseguran que durante algún tiempo se pensó que engañar a los niños con respecto a la muerte era lo mejor, pero a lo largo de su desarrollo los problemas se quedan presentes en su mente y los traumas complican su existencia.

LA VOZ DEL EXPERTO
SAÚL DAVID FLÓREZ / Psiquiatra

“El proceso de duelo en los niños es un proceso similar al de los adultos, sobre todo cuando el niño es capaz de entender la irreversibilidad de la muerte.

 El proceso de duelo se parece al de separación, porque ambos tienen tres fases: protesta, desesperación y ruptura del vínculo. En la fase de protesta el niño añora amargamente a la persona fallecida y llora suplicando que vuelvan; en la fase de desesperanza, el niño empieza a perder la esperanza, llora de manera intermitente y se sumerge en un estado de abandono y apatía; en la fase de la ruptura del vínculo, el niño empieza a renunciar a parte del vínculo emocional con el fallecido y a mostrar un cierto interés por el mundo que le rodea.

La duración de un período de duelo normal en niños puede variar y depende particularmente del apoyo que recibe”.

LA VOZ DEL EXPERTO
Ana Teresa Torres / Experta en infancia

“El reconocimiento de la pérdida en el niño es necesario ajustarlo al nivel del pensamiento en que se encuentre. Considero totalmente equivocado “respetar la fantasía del niño” en cuanto a las causas de la pérdida, ya que el imaginario infantil puede producir un daño mucho mayor que la pérdida en sí misma, ya que pueden mistificar las circunstancias de la pérdida y producir versiones que lejos de ayudar al niño lo entorpecen. El mayor enemigo en la elaboración del duelo en la infancia es la creencia de que los niños no pueden atravesar el dolor de las pérdidas.

A pesar de que el niño pueda alternar la negación con la aceptación de la pérdida, un proceso de duelo bien conducido en la infancia lo ayudará a asentar una elaboración favorable para el futuro, pues, en definitiva, de eso se trata: de ayudar al niño a que pueda proyectar su existencia a pesar de lo perdido”.

paso a paso...

Según expertos de la Fundación Piero Rafael Martínez, los siguientes son los pasos que deben seguir los padres o familiares del niño para hablar con ellos sobre la pérdida de un ser querido:

1 Explicarle abierta y claramente el proceso de la enfermedad o la muerte del ser querido. No decirles frases como “se fue de viaje”, “se durmió”, “se fue para el cielo”, o “tienes un angelito”.

2 Permitir si es la voluntad del niño, que participe en las ceremonias religiosas y estimularlo para que exprese sus sentimientos sobre la pérdida del ser querido, así como los recuerdos con referencia al ser querido perdido.

3 No privarse de manifestar su dolor en presencia del niño, así como evitar cambios drásticos en el entorno familiar, las tareas cotidianas y las costumbres ya establecidas.

4 Estimular al niño a que busque nuevos amigos y proyectos.

LISTA
¿Qué se puede hacer?

1 Leer sobre el duelo en los niños.
2 Legitimizar sus sentimientos
3 Llevarle al médico o al psicólogo.
4 Hablarle sobre la muerte utilizando elementos de la naturaleza.
5 Abrazar continuamente al niño.
6 Animarlo a realizar alguna actividad física.
7 Hablar con el niño del ser querido que falleció.
8 Visitar el cementerio con el niño si él lo desea.
9 Hablar con el niño de sus temores y angustias.

Reacciones físicas

Las reacciones físicas de los niños ante el duelo, de acuerdo con expertos de la Asociación de Mutua Ayuda ante el Duelo, son:

  1. Insomnio.
  2. Pesadillas nocturnas.
  3. Miedo a la oscuridad y a dormir solo/a.
  4. Anorexia.
  5. Bulimia.
  6. Falta de concentración.
  7. Miedo a asistir a clase.

Riesgos de un Inadecuado / Duelo en el Niño

  • Apatía y ausencia de reacción ante la pérdida.
  • Ausencia de respuestas afectivas manifestándose aislamiento e indiferencia.
  • Búsqueda de reemplazo inmediato al ser querido fallecido.
  • Disminución de la autoestima.
  • Sentimientos de culpa y autorreproches ante la muerte del ser querido.
  • Tristeza permanente
  • Pérdidas del autocuidado, ejercicio de actitudes y acciones riesgosas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad