Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

¬ŅQu√© hacemos con... La reelecci√≥n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-22 05:00:00

¬ŅQu√© hacemos con... La reelecci√≥n

No se ve el "nudo gordiano" para cortar y acabar con el desorden y el enredo que nos acosan. Parece que todos tenemos la culpa, participamos alegres y contentos en él, no es así pero dejémoslo como está, como lo concibió, creó y puso en marcha con finalidad política muy clara el Jefe de la Casa de Nari.
¬ŅQu√© hacemos con... La reelecci√≥n

La pantalla oficial a todos los niveles es notoria, muy costosa, nada variada y no gusta a la gente. Dinero de todos que se pierde. Trata de convencernos de que las acciones oficiales son √ļnicas, que sus fant√°sticos planes son realizables y que muchos ya son una realidad palpable. La verdad es otra y doloroso: el dinero se evapora del fisco pero se mueve constantemente y suena en los bolsillos de muchos y al final no queda nada de nada, no se hacen obras. En todo problema (Colombia es un pa√≠s de problemas) juegan intereses de tipo personal, casi imperceptibles, egos inflados, vanidades heridas y como nadie cede, el pa√≠s se paraliza y no prospera.

En los Departamentos y Municipios pocos tienen inventiva para hacer algo creativo, progresivo y productivo. Los grandes Jefes siempre dejan la expectativa de que el gobierno pr√≥ximo lo har√°, queda claro que ellos ser√°n parte de √©l. Es incre√≠ble pero cierto y como esa es la rutina, nunca salimos del pantano. √Čste es un pa√≠s productivo de mitos: Gal√°n, Comuneros, Bol√≠var, Santander, Mosquera, Reyes, etc., pero no hemos creado un mito que nos sacuda, nos d√© luz y nos sirva de gu√≠a para un futuro mejor.

Gabriel Turbay, Laureano, Gaitán, Galán, fueron un mito pero de ellos no queda sino historia. Decidámonos, tomemos una dirección, tratemos de no equivocarnos, en verdad no creemos en la conveniencia de una reelección, muerte de la democracia y con ello, la extinción de los tres poderes constitucionales. El gobierno estaría en las manos de una sola persona cuya voluntad sería la ley. Políticos, electores y gobernantes no pueden equivocarse, la nación lo exige.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad