Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
24ºC
Actualizado 12:08 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-22 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Belisario Betancur con origen bucólico, un hombre sencillo de prosa solemne engalanada con los más elevados párrafos de la generación del 98 para exaltar la pluma de Jaime Barrera Parra comparándolo con Balzac. Su conferencia de magistrales  perfiles retóricos con el título “Perfil de un gran pueblo en dos imágenes”, es una obra de canto a la patria muerta y una cantiga del solar nativo engalanado por la pluma y el pensamiento de Tomás Vargas Osorio. Eran los tiempos victorianos “se esfuman las rosas del jardincillo y la voz del péndulo se pierde, asmática, grave en un rincón de sombra”. Jaime Barrera Parra emprendió la conquista a Medellín con su prosa galana de heráldica postura encuadrada en el inmortal boceto de Notas de Week end y con su muerte trágica en un teatro de la ciudad rubricó su inmortal presea. Comenta el ex presidentes la deuda literaria que tiene Antioquia con Santander, dado que el autor de Notas de Week end trascendió en el panorama literario de entonces con la toma de la capital de la montaña en los años 40. El orador fue comparado con ese ex presidentes santandereano y una indeclinable majestad de imágenes rodó por el salón donde notas de tiple inundaron la estancia con el Himno Nacional que sonó en cuerdas tañidas por las manos maestras de Pedro Nel Martínez.

Julio Valdivieso Torres

Tener carro particular es un dolor de cabeza

Definitivamente tener carro particular en este país es como ponerse de blanco móvil en medio de una balacera. A los dueños de vehículos los atacan desde los más diversos frentes del gobierno. Con altos impuestos, la gasolina más cara del mundo, el SOAT, la Revisión Tecnomecánica, los peajes cada día más costosos y ahora el RUNT, entre otros.
Uno pagaría gustosamente todas estas obligaciones, siempre y cuando -existieran las carreteras bien mantenidas, las calles libres de huecos y trancones y un sistema, de semaforización funcionando correctamente. Pero entre más caros son los peajes, más desbaratadas están las vías y por consiguiente, no existe seguridad en las carreteras.
Se sabe que por cada SOAT que se paga, sea de automóviles o motocicletas, el 47% (que es mucha plata), va a parar al Fosyga (Fondo de Solidaridad y Garantía). Este dinero se podría utilizar para atender catástrofes naturales como inundaciones, desprendimientos de tierra y algunas necesidades de salud, pero no se sabe el destino de todos estos dineros.

Aristóbulo Hernández B.

Origen del capitalismo

La primera forma de capitalismo, el comercial, fue el sistema económico imperante en Europa entre el siglo XV y comienzos del siglo XIX, cuando la producción de bienes era artesanal. Se inició con la decadencia del régimen feudal, cuando renació la actividad comercial, se incrementó la producción y se restableció la vida urbana, en los burgos habitados por artesanos y comerciantes. Durante ese período la producción en las ciudades se llevaba a cabo en talleres artesanales, cuyo dueño poseía sencillos medios de producción, como local y herramientas. Era el maestro, por conocer bien el oficio y enseñar a los aprendices. El maestro trabajaba como cualquier artesano y comercializaba los artículos producidos en el taller. Además del maestro, existían en el taller oficiales que dominaban el oficio pero carecían de un taller propio y eran asalariados del maestro: también existían jóvenes que aprendían el oficio y trabajaban como ayudantes. No existían entre ellos mayor diferenciación social. La producción artesanal era comprada por comerciantes o burgueses, quienes la revendían a mayor precio. Por ello fueron los primeros en acumular capital y reproducirlo. Cuando en el siglo XX aparecieron las primeras máquinas, estos señores fueron los únicos con suficiente poder económico para adquirirlas. Con las máquinas apareció el proletariado o clase obrera y se inició el capitalismo industrial.

Guillermo Reyes Jurado


A.A. Convención del 19 al 22

En Cenfer Bucaramanga/ la novena convención/ dolorosas experiencias /y logros de la abstención
Evento internacional/ con alegría y optimismo/ mostrando lo criminal/ que es el alcoholismo
Compartirán compañeros/ de hogares y municipios/ para mostrar las bondades/ del programa y sus principios.
Aplausos para el que llegue/ saludos a los veteranos/ lágrimas de sentimiento/ y un estrechar de manos.
El programa nos enseña/ cómo dejar de beber/ ser de familia y de patria/ y cumplir con el deber
Esperamos de Colombia/ conciencia y autoridad/ ya que es el alcoholismo/ la peor enfermedad.

Alberto Floréz Florez

Cañazos y más cañazos

En mi tierra, cuando una persona deja de hacer o hace porque alguien se lo pide con la advertencia que le puede suceder algo o puede ganarse algo, se dice que comió cañazo, es decir, se dejó influenciar y asustar con una mentira. Se convierte en el hazme reir de sus amigos y le increpan que se dejó cañar el muy bobo, ignorante, torpe, etc.
A los senadores de la coalición les está pasando lo mismo, se están dejando cañar y van a aparecer ante sus electores como eso que le dicen a personaje de marras.
El voto es secreto e inviolable y nadie puede ingerir en una decisión, pues hay de aquel que lo haga, así sea el más alto Tribunal, está cometiendo un delito que debe investigar la autoridad competente de inmediato. La investigación preliminar, es un cañazo y se acordarán de mí.

Gilberto Forero Gómez

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad