Don Otto Morales Benítez | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-23 05:00:00

Don Otto Morales Benítez

Con alguna frecuencia visita la ciudad Don Otto Morales Benítez, de gran sabiduría, excandidato a la Presidencia de la República y hombre de letras.
Don Otto Morales Benítez

Autor de más de un centenar de libros lo acreditan como uno de los colombianos más versados en temas históricos, del lenguaje, la política y muchos otros que domina con maestría. Miembro de las más importantes Academias de Historia y de la Lengua, dos veces Ministro de Estado y poseedor de una gran simpatía, ha hecho que lo apreciemos y admiremos.

Su carcajada famosa aún la conserva como parte de su personalidad. Amigo de sus amigos, es siempre el mismo, sus comentarios acertados nos indican su permanente información sobre todos los tópicos de la vida cotidiana. Sus escritos nos deleitan y enseñan porque cada publicación es un texto que educa. Sus discursos son amenos y llenos de anécdotas que enriquecen sus pensamientos. Su prodigiosa memoria le permite mantener una estabilidad emocional que transmite con sus palabras a las gentes que siempre lo escuchan con atención y respeto.

Polémico unas veces, recibe con simpatía las críticas las que respeta como buen interlocutor. Su vida la ha dedicado al estudio de nuestra historia y en especial a los próceres. Crítico insaciable de temas políticos y administrativos, mantiene tesis propias sobre la vida del país. Defensor acérrimo de la democracia y las libertades públicas, miembro de comisiones de paz y animador de procesos que nos llevarán a terminar la guerra que nos agobia.

Hablar o escribir sobre Otto Morales Benítez sería interminable. El historiador Antonio Cacua Prada lleva varios años escribiendo la biografía del personaje y nos ha dicho que no tiene fin debido a la permanente actividad que desarrolla. Otto es un intelectual interminable; su acción es continua y llena de vicisitudes.

Recientemente vino a Bucaramanga a la presentación oficial de Alfonso Gómez Gómez como miembro de la Academia Colombiana de la Lengua. En el discurso mostró una vez más su sabiduría y capacidad de interlocución. Cerca de noventa años de edad no son óbice para que su mente continúe clara y despejada para beneficio de todos los colombianos que gozamos con sus ocurrencias, su manera de ser, su caballerosidad y por sobre todo con su inalterable amistad.

Somos sus admiradores y lectores de las obras que con frecuencia recibimos como testimonio de aprecio que nos enaltece y que reconocemos por tratarse de un personaje de clara prosapia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad