Publicidad
Dom Jul 23 2017
22ºC
Actualizado 05:57 pm

La amarga realidad agraria | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-25 05:00:00

La amarga realidad agraria

En los a√Īos 90 del siglo XX el √°rea cultivada de ma√≠z en Colombia era de 664 mil hect√°reas y en 2008 era de 536 mil; en los a√Īos 70 del pasado siglo el √°rea cultivada de algod√≥n era de 270 mil hect√°reas, en 2008 de solo 39.297; entre 1996 y 2008 la producci√≥n de trigo cay√≥ en un 41% y el a√Īo pasado tuvimos que importar 1¬í341000 toneladas de tal cereal; la superficie sembrada en cebada a comienzos de los 70 era nueve veces m√°s grande que la sembrada en 2008 y el a√Īo pasado tuvimos que importar 284 mil toneladas. Las cifras preocupan al colombiano del com√ļn quien no se explica las razones reales de ello.
La amarga realidad agraria

La cuesti√≥n es de fondo. En Colombia la agitaci√≥n social en el campo ha sido una constante desde comienzos del pasado siglo y ya en los a√Īos 20 del siglo XX las inteligencias debat√≠an sobre c√≥mo aumentar la productividad del agro y asegurar el suministro de materias primas y alimentos a precios competitivos. Tal vez el discurso m√°s inteligente fue el de Alfonso L√≥pez Pumarejo y su visi√≥n permiti√≥ expedir la Ley 200 de 1936, pero su pol√≠tica fue estigmatizada y neutralizada al lograrse expedir la Ley 100 de 1944.

El campo, sus conflictos y la necesidad de darle impulso, sedujeron a Carlos Lleras Restrepo y por eso fue el impulsor de la Ley 135 de 1961 y de la política de Reforma Agraria. Pero la polarización de fuerzas y el empuje del sector terrateniente lograron abortar todo.

De entonces a hoy la falta de una inteligente política agraria ha sido la constante; el mal uso del suelo, la apropiación de las mejores tierras cultivables por los gestores de la violencia (narcotraficantes, paramilitares y guerrilla), ha provocado que haya gran concentración de la tierra en pocas manos. De 40 millones de hectáreas aprovechables para la agricultura que hay, solo se cultivan 5 millones. El resto está en pastos para ganadería extensiva.

El gobierno Uribe ha tenido pocos aciertos en materia agraria. Ha impulsado los cultivos de caucho, cacao, palma africana, ca√Īa de az√ļcar, madera y materia prima para biocombustibles, los que generan pocos empleos por hect√°rea y exigen una inversi√≥n muy alta.

La política dirigida a la producción de alimentos ha sido raquítica, desestimulando el cultivo de productos fundamentales. Un perfil alimenticio de Colombia hecho por la FAO en 2002 muestra que en 1990 producíamos el 90% de las proteínas, calorías y grasas que consumíamos mientras en 2002 importábamos el 51% de las dos primeras y el 33% de las grasas. Y de 2002 a hoy las cosas han empeorado.

En materia del agro hay que ir más allá del discurso sobre la creatividad empresarial y de imaginarios blindajes de la economía. Tenemos un grave problema de producción agrícola y temas de menor dimensión han absorbido la atención.

No olvidemos que la prosperidad económica real no se mide solo en puntos del PIB sino en realidades concretas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad