Colombia es nuestra tierra | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-26 05:00:00

Colombia es nuestra tierra

En los √ļltimos d√≠as, como ya lo hab√≠a dicho, me desped√≠ del Colegio, esa primera etapa de la vida donde a trav√©s de la ciencia, la matem√°tica, el lenguaje y el f√ļtbol salimos a un mundo lleno de desaf√≠os y retos, de sue√Īos y obst√°culos para lograrlos.
Colombia es nuestra tierra

Paralelo a este primer final, escucho de mis amigos sus planes de futuro, sus posibles carreras profesionales, sus intercambios, sus universidades, sus arrepentimientos de estudiar en la UIS por la infinidad de paros (preocupante) y en fin, cantidad de ilusiones y esperanzas, de miedos y prevenciones, pero sobre todo con el objetivo de lograr el éxito.

Ingenieros, administradores, economistas, arquitectos, f√≠sicos y m√©dicos, todos dispuestos a entregarse con devoci√≥n a sus pasiones, a sus esperanzas, a su a√Īorado futuro. Hay que reconocer, que mas all√° de las problem√°ticas de nosotros los j√≥venes, en muchos existe el deseo profundo de salir adelante y luchar apasionadamente por la prosperidad. Sin embargo, siendo realistas, hay un gran ausente de muchos de estos planes: nuestro pa√≠s.

Es necesario que cada uno de nosotros, juventud so√Īadora y valiente, planeemos nuestro futuro, escojamos nuestra universidad, busquemos nuestra vocaci√≥n, encontremos un trabajo, pero todo acompa√Īado de un gran deseo por hacer parte de la construcci√≥n de nuestra Colombia. Con coraje todos los j√≥venes de esta naci√≥n debemos retribuir este pa√≠s la oportunidad que nos dio de crecer en esta tierra, llena de cosas buenas, pero con desaf√≠os por delante.

Debemos entregarle parte de nuestra vida a los colores de su bandera, a su gente, a sus sue√Īos, a sus batallas y sus guerras, a sus tristezas y alegr√≠as, porque aqu√≠ nacimos y aqu√≠ hemos crecido, aqu√≠ hicimos parte de una familia, conocimos a los extra√Īos y a los cercanos, a los amigos y a los contrarios, no por enemigos sino por diferentes. Tenemos que valorar este pa√≠s, a su riqueza natural y humana, debemos respetar las huellas de los que ya lo recorrieron, su patrimonio hist√≥rico y cultural. Hay que salir y conocer el mundo, aprender de las experiencias positivas de otras naciones, pero debemos regresar para impulsar nuestro desarrollo. Con mucho amor y optimismo debemos trabajar por el bienestar de esta sociedad y dejar atr√°s el negativismo por el posible futuro de esta tierra. Tenemos que encontrar el camino y con creatividad y decencia, empezar a cambiar nuestro destino.

Samuel Chalela, Jos√© Manuel Acevedo y yo, hemos empezado Misi√≥n Santander (Como Jos√© lo titul√≥), una cr√≠tica en contra del deterioro de Bucaramanga. Por ejemplo comentaba, mi amigo Mario Botero, sobre lo que se convirti√≥ su costumbre de caminar: ¬ďEn Bucaramanga este ejercicio se hace casi imposible debido a la forma como han construido ¬ŅO destruido? los andenes y aceras, para las personas mayores estos andenes se convierten en trampas mortales y para los discapacitados es imposible transitar por ellos¬Ö¬Ē. Es hora de dejar que Mario pueda caminar, sin tropiezos y tanto obst√°culo por nuestra ciudad, hay que regular la construcci√≥n de los andenes.

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad