HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-27 05:00:00

HAGASE OIR

Sobre el Holiday On IceA pesar de que se han o√≠do algunas cr√≠ticas generadas por algo de desorganizaci√≥n en la log√≠stica del show Holiday On Ice - Mystery, s√© que fuimos muchos m√°s los afortunados que pudimos disfrutar sin inconvenientes de este espect√°culo de talla mundial, que con su imponente escenario y excepcionales actos art√≠sticos dej√≥ gratamente sorprendidos a los ni√Īos y adultos que tuvimos la oportunidad de apreciarlo.
HAGASE OIR

Sin pasar por alto los detalles a mejorar para pr√≥ximas oportunidades, quiero extender una gran felicitaci√≥n y agradecimiento a los empresarios promotores del evento, por atreverse a traer a la ciudad este tipo de expresiones culturales-l√ļdicas familiares que enriquecen el esp√≠ritu y divierten sanamente.
Nuevamente queda demostrado por el gran éxito en taquilla de cada una de las funciones, que tenemos una plaza importante para apostarle a espectáculos de altura y que se puede innovar productivamente sin necesidad de recurrir a las rancheras y vallenatos de siempre.
Juan Camilo Beltr√°n D.

Se oponen al TLC por razones ideológicas

He le√≠do con preocupaci√≥n el titular: ¬ďEU y Canad√° se oponen al TLC por razones ideol√≥gicas¬Ē, de la noticia publicada el pasado domingo 14 de junio de 2009 en la p√°gina 7-A. Al respecto, me permito aclarar que el se√Īor Canciller, Jaime Berm√ļdez Merizalde, nunca hizo tal afirmaci√≥n.
Como usted puede corroborar en el texto de la noticia, el se√Īor Canciller habla de ¬ďsectores en los Congresos que se oponen al TLC por razones ideol√≥gicas¬Ē. Jam√°s hizo la generalizaci√≥n que equivocadamente se le atribuye en el encomillado.
Secretarito de Prensa Ministerio de Relaciones Exteriores

Patina el referendo

Actualmente el referendo reeleccionista patina, y cada d√≠a que pasa se puede afirmar que la iniciativa exclusivista para que el presidente √Ālvaro Uribe V√©lez se postule para un tercer mandato est√° m√°s enredada o trabada que un costal repleto de anzuelos.
Para nadie es desconocido que la iniciativa popular est√° actualmente empantanada, porque el principal error fue su presentaci√≥n en el texto inicial, y si el Congreso lo aprueba de todas maneras en la Corte Constitucional volver√° a aparecer el ¬ďfantasma¬Ē por los errores en el texto primario y los cambios en la redacci√≥n.

Con esta situación queda plenamente comprobado que lo que comienza mal peor termina y es mucho el tiempo que se ha malogrado o, por lo menos, desaprovechado.
Jorge Giraldo Acevedo

La muerte definitiva de Cajanal

Su agonía ha sido larga y lastimosa. Primero fue el desmonte de la salud y luego Cajanal, poco a poco, fue dejando sin ella a sus miles de usuarios con los consabidos traumatismos, mientras se acomodaban en entidades privadas que en un principio se negaban a recibirlos.
Se fue normalizando cuando el gobierno oblig√≥ a las EPS a recibir cualquier solicitud, sin que el paciente perdiera su antig√ľedad y los dem√°s derechos adquiridos en sus muchos a√Īos de pertenecer a la entidad. De esa forma, Cajanal dej√≥ de ser una empresa prestadora de salud y qued√≥ con la parte financiera, las pensiones y la liquidaci√≥n y reliquidaci√≥n de √©stas, la inclusi√≥n en n√≥mina de sus beneficiarios y la orden de pago a trav√©s de Fopep. La mitad de las funciones de esta entidad del estado pasaron a mejor vida, luego de una cruenta agon√≠a.

En d√≠as pasados el Sr. ministro Palacios anunci√≥ la liquidaci√≥n total de Cajanal, es decir la parte que a√ļn sobreviv√≠a de su liquidaci√≥n anterior; se decret√≥ la muerte total de este elefante blanco en que se hab√≠a convertido y hoy le cantamos ¬ďel requiescant in pace¬Ē final de lo que fue una de las entidades del estado que muchos y buenos servicios prest√≥ en un pasado ya lejano.
Su muerte lenta la propiciaron los malos manejos de muchos de sus gerentes generales y mandos medios, ayudados por abogados avivatos que la esquilmaron pensionando a personas que nunca tuvieron derecho o ya estaban bien muertos. Todas estas anomal√≠as obligaron al gobierno a declararle la muerte s√ļbita o desaparici√≥n total.

Hoy nos queda la incertidumbre y el miedo a que por mala suerte, el gobierno resuelva tambi√©n abolir los derechos que la ley nos dio como pensionados, que se declare que no existen fondos para sostener a los viejitos o que son tan onerosos los gastos de sus pensiones, que la √ļnica f√≥rmula es acabarlas.
Se anuncia que todos los pensionados pasar√°n al Seguro Social, pero tiene tan mala fama este otro elefante blanco, que nos acosan la duda y la desconfianza, por lo tanto es justo que se nos haga claridad sobre cu√°l va a ser la suerte de los pensionados colombianos.
Tobías Herrera Méndez

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad