¬ďQuiz√°s nunca volvamos a ver a los secuestrados¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
24ºC
Actualizado 04:45 pm

¬ďQuiz√°s nunca volvamos a ver a los secuestrados¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-28 05:00:00

¬ďQuiz√°s nunca volvamos a ver a los secuestrados¬Ē

¬ďEl √ļnico temor que tengo es que tal vez nunca los podamos rescatar, nunca volvamos a ver a los secuestrados¬Ē, dice con temor uno de los uniformados que plane√≥, desde inteligencia militar, la operaci√≥n que esta semana cumplir√° un a√Īo de haber tra√≠do de nuevo a la libertad a 15 plagiados por las Farc.
¬ďQuiz√°s nunca volvamos a ver a los secuestrados¬Ē

Este cerebro de la ¬ĎOperaci√≥n Jaque¬í manifiesta que lo que m√°s lo inquieta es pensar en los uniformados, a√ļn en poder de las Farc. La reflexi√≥n la hace con un dolor profundo que se nota en sus ojos, que no paran de moverse.

Se trata de un hombre que lleva 33 a√Īos en las Fuerzas Militares trabajando en el departamento de inteligencia, y quien ya no se asombra por nada. Con car√°cter sereno las ideas le fluyen f√°cilmente; una de ellas sirvi√≥ para planear la misi√≥n militar que se ha convertido en un orgullo en la historia de las Fuerzas Armadas de Colombia.

Su oficina es un centro de operaciones. Una de sus paredes tiene un mapa de Colombia que la cubre totalmente, en donde est√°n marcadas las zonas donde a√ļn hacen presencia las Farc. Para √©l, ese mapa es muestra de que ¬ďlas Farc est√°n vivas¬Ē.

Adem√°s, reitera que los insurgentes siguen vivos y que se encuentran en un punto de repliegue o escondite hasta los cuales ¬ďesperamos seguirlos, acorral√°ndolos hasta tenerlos en un solo sitio y sin salida¬Ē.

Pese a este reconocimiento, sin triunfalismos acepta que este próximo dos de julio se cumple el primer aniversario de su mayor orgullo como soldado de la Patria. Sin embargo, el militar afirma que se trata de un episodio muy importante, pero que simplemente ya pasó.
 
Como estratega de guerra no piensa tanto en la celebraci√≥n, pues para √©l ¬ďla guerrilla de las Farc debe estar planeando una suplantaci√≥n de uniformados de la Fuerza P√ļblicas, ataques o bombazos, a manera de desquite¬Ē.

Los que a√ļn quedan

Cada vez que puede insiste en que lo que más lo inquieta es la suerte de los uniformados que quedan en cautiverio, como si se tratara de un hecho casi imposible de descifrar, por la pérdida de contacto con las Farc, y la no entrega de pruebas de supervivencia.
 
Con tristeza, pero argumentando que es una cruda realidad, √©l no descarta que las Farc ¬ďlos dejen morir¬Ē. ¬ďEl personal militar debe estar en condiciones infrahumanas, me los imagino con cadenas en el cuello, manos y pies. Ahora deben tener muchas m√°s limitaciones, despu√©s de la ¬ĎOperaci√≥n Jaque¬í. No deben tener acceso ni a un radio, debe ser como una privaci√≥n cavernaria, con la negaci√≥n de todo¬Ē, dice mientas observa un cuadro con el retrato de su padre, quien tambi√©n fue un hombre destacado en la Fuerza P√ļblica.

Interrogado sobre el posible paradero de los secuestrados que a√ļn tienen las Farc, cambia su mirada y se quita los lentes para decir: ¬ďnuestra selva es muy extensa. Por eso el temor que tengo es que tal vez nunca los podamos rescatar, quiz√°s nunca volvamos a ver a los secuestrados. Las Farc deben haber extremado las medidas de seguridad¬Ē.

Cada vez que se acuerda de los secuestrados se levanta de su silla y da varias vueltas, al tiempo que vuelve a decir: ¬ďmi temor es que mueran en cautiverio¬Ē.
El militar explica que tal vez uno de los secuestrados de la Fuerza P√ļblica que tiene una especie de inmunidad es el cabo del Ej√©rcito, Pablo Emilio Moncayo, secuestrado en diciembre de 1997 durante una toma guerrillera a la base militar de Patascoy (Putumayo).

Se√Īala que esto puede deberse al trabajo de su padre, el profesor Gustavo Moncayo, quien ha hecho que los ojos de la comunidad internacional est√©n centrados especialmente en su hijo.

Sobre el ascenso del general Luis Mendieta dice que nunca debi√≥ ser ascendido en cautiverio, porque se convirti√≥ en ¬ďun objetivo de alto valor. Antes ten√≠an a un Coronel y ahora tiene a un General en su poder¬Ē, advierte mientras recuerda que de los cautivos no se volvi√≥ a hablar.

Y dice con claridad que ¬ďsi los guerrilleros quisieran soltar a los secuestrados y si tuvieran la voluntad que dicen tener, los dejar√≠an en una poblaci√≥n en un puesto de cualquier autoridad¬Ē.

En la mira de la guerrilla

Pese al anonimato que est√° obligado a guardar este uniformado del Ej√©rcito y a su tranquilidad al dar √≥rdenes a su secretaria o al recibir a decenas de personas que lo visitan, dice que quienes participaron en ¬ĎJaque¬í se encuentran en la mira de la guerrilla. ¬ďNo descarto que los subversivos ya deben tener bastante informaci√≥n de las personas que participaron en el rescate de Ingrid Betancourt, tres contratistas estadounidenses, siete miembros del Ej√©rcito y cuatro miembros de la Polic√≠a¬Ē.

Al hablar sobre la misi√≥n militar que √©l denomin√≥ ¬Ď√Āngeles y Esperanza¬í y que luego se llamar√≠a ¬ĎJaque¬í, argumenta que ¬ďellos (los guerrilleros de las Farc) saben qui√©nes somos nosotros y hasta deben tener fotograf√≠as¬Ē. Por esa raz√≥n declara que hizo un compromiso de honor para no entregar detalles de la misi√≥n que considera clasificada por el riesgo que implica.

Al intentar explicar un poco m√°s acerca de la planeaci√≥n de la maniobra del Ej√©rcito, el miembro de inteligencia describe que se dise√Ī√≥ de la manera m√°s sencilla, aprovechando la debilidad del adversario.

Confiesa que por su mente siempre pas√≥ una energ√≠a positiva para traerlos de vuelta a la sociedad, a pesar de que hasta lo tildaron de loco; locura que se materializ√≥ como en un sue√Īo hecho realidad. Pero, agrega: ¬ďdejemos los santos quietos, con mucho cari√Īo contar√≠a todos los detalles de ¬ĎJaque¬í, pero no lo har√©¬Ē, dice con una sonrisa.

LOS TESOROS

Desde su oficina, en donde conserva sus tesoros, se alcanza a divisar una zona verde llena de militares; dentro hay cuadros con el rostro del Libertador, Simón Bolívar; varios radios de comunicación 710, por los que le hacen reportes de áreas y novedades; una mesa grande y unos muebles donde conserva algunos cascos militares.

En ese mismo espacio conserva 23 medallas puestas sobre la bandera de Colombia, que se encuentra atrás de su escritorio, en medio de dos banderas del Ejército, reconocimiento a su carrera.

Otro detalle que conserva como un tesoro es un papel com√ļn y corriente escrito a doble tinta, roja y negra, con n√ļmeros y letras y que pasar√≠a inadvertido para cualquier persona. Pero las letras de ese papel las escribi√≥ un d√≠a antes del √©xito de ¬ĎJaque¬í. Se trata del √ļltimo mensaje enviado al guerrillero Gerardo Antonio Aguilar Ram√≠rez, ¬ĎC√©sar¬í, y Alexander Farf√°n Su√°rez, ¬ĎGafas¬í, para que trasladaran a los secuestrados, haci√©ndoles creer que era un mensaje de Jorge Brice√Īo, ¬ĎMono Jojoy¬í.

El mensaje dice: ¬ďEl jefe de la Comisi√≥n es un se√Īor Jos√© Luis Russi. √Čl lleva las indicaciones de todo. La carga debe ir amarrada. Estamos pendientes ah√≠ para que nos avise cuando llegue lo correspondiente. Saludos, Jorge¬Ē.

¬ďEsa es la traducci√≥n de esa cantidad de n√ļmeros y letras que escribimos en el papel¬Ē, expresa el militar.
Otra fortuna que conserva es el comunicado de prensa redactado cuidadosamente horas antes de la Operaci√≥n. √Čl pidi√≥ que se lo firmaran para tenerlo de recuerdo, pues sab√≠a que la Operaci√≥n saldr√≠a exitosa.

En el escrito estaba el nombre de todos los que se esperaban liberar. Seg√ļn relata, hace un a√Īo expres√≥: ¬ďde cumplir se estar√° firmando la historia militar de este pa√≠s¬Ē. Guarda estos documentos como informaci√≥n ultra secreta en una caja fuerte, adem√°s de otros papeles con informaci√≥n privilegiada.
 
A sus 52 a√Īos, transmite tranquilidad absoluta. En el lugar donde recibe a las visitas tiene un ajedrez de vidrio que dice: ¬ďtoda terna debe tener un caballo y dos burros, alguien que piense y dos muy buenos trabajadores¬Ē.

SUS VERDADES

Aunque mantiene su reserva a la hora de entregar detalles, lo que s√≠ hace con furor es desmentir que durante esta acci√≥n se necesit√≥ ayuda de extranjeros: ¬ďesta fue una operaci√≥n con indios y flechas y es una mentira que participaron otros pa√≠ses, tampoco es cierto que ¬ĎGafas¬í y ¬ĎCesar¬í se vendieron. Esta misi√≥n fue realizada por soldados colombianos¬Ē.

Seg√ļn el oficial, los que participaron nacieron en este pa√≠s, en Boyac√°, Santander, en la Costa Atl√°ntica, Meta y Bogot√°. Por eso dice que no tolera que ¬ďvengan a decir que participaron fuerzas extranjeras¬Ē.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad