Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

La atracción de lo trivial | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-28 05:00:00

La atracción de lo trivial

La atracción de lo trivial

Si un sapo nada en una olla en la que se ha elevado la temperatura a 99.5 grados, y hay otros sapos en ollas con el agua hirviendo. ¿Qué importa si hierve o no el agua si todos se están quemando? Los ministros de Hacienda deberían ser conscientes de que hay un límite inferior por debajo del cual no deberían permitir que caiga la tasa de crecimiento de la economía que es la tasa a la cual está creciendo la población. Llevamos dos trimestres durante los que el ingreso per cápita ha caído y casi con seguridad va a caer en año completo. Lo mínimo que debe esperarse de un gobierno, aún si no aspirara a ser reelegido, es que el PIB por habitante no caiga. El ministro va rajado, y por más que pida puntos por esfuerzo, o que lo califiquen con curva, no le va a dar para pasar el año.

Lo que necesita es una política económica que conduzca a un crecimiento anual promedio no inferior al 6.0 por ciento. Esto le permitiría aumentar su ingreso real por habitante un 20 por ciento durante cada período presidencial y duplicarlo cada cuatro presidentes.
 
Es mucho lo que se escribe y se debate sobre crecimiento y política económica, pero para pasar del ritmo de crecimiento que Colombia ha experimentado en los últimos 25 años, que es absolutamente insatisfactorio, con recesión o sin ella, a tasas de crecimiento adecuadas, hay unas reglas sencillas que se podrían seguir. La primera de ellas es que un país pobre no puede darse el lujo de pasar un año sin crecer y mucho menos que la economía se estanque durante un período prolongado, como sucedió entre 1997 y 2003. La segunda es estabilidad macro, institucional y jurídica. Con ellas, con seguridad integral y si nos concentramos en dos o tres variables críticas con un nivel elevado de consistencia y ejecución, podríamos alcanzar un ritmo de crecimiento sostenido que nos permita trascender el subdesarrollo en una generación.

Las tres variables que pondría como componentes esenciales de una política de de esa naturaleza serían educación, infraestructura y exportaciones, en ese orden. Con las exportaciones nos estaba yendo bien mientras duró el bum, pero ya se acabó, y no logramos obtener un mayor acceso a los mercados desarrollados ni a los de países cercanos. En infraestructura se habrán perdido por lo menos siete años el próximo 7 de agosto y en educación se ha progresado en cobertura y en años de escolaridad, pero esas variables no son suficientes para promover crecimiento.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad