Dom Dic 4 2016
21ºC
Actualizado 07:36 pm

¬ďNo puedo tener hijos¬Ē | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-12 02:49:45

¬ďNo puedo tener hijos¬Ē

La infertilidad cambia de manera definitiva los proyectos de una pareja. Si el hecho se reconoce antes del matrimonio, la pareja puede repensar la situación y tomar decisiones. Antes de dar cualquier paso, lo mejor es actuar con cabeza fría.
¬ďNo puedo tener hijos¬Ē

Uno de los mayores sue√Īos del matrimonio, adem√°s del amor de la pareja, son los hijos. Por eso, los hombres y las mujeres se preocupan por escoger muy bien a aquella persona con la que compartir√°n el resto de la vida y con quien asumir√°n la dif√≠cil pero gratificante tarea de ser pap√° y mam√°.

Muchos, desde el noviazgo, planean los que serán sus días como marido y mujer. Otros, esperan ya estar casados para establecer acuerdos de convivencia y el momento preciso para traer un bebé al mundo. Otros deciden que no quieren tener hijos.

Para los que sue√Īan con hijos, es incalculable todo aquello que alcanzan a imaginar con esa peque√Īa criatura que llegar√° a alegrar la vida conyugal y les dar√° motivaci√≥n a los d√≠as de los dos. Pero ¬ŅQu√© pasa cuando llega la noticia de que uno de los dos es est√©ril?

En el recuerdo de Mar√≠a a√ļn est√° vivo el momento en el que se enter√≥ de que su esposo no podr√≠a tener hijos. Una realidad que no pod√≠a aceptar, pues era dif√≠cil darse cuenta de que de la noche a la ma√Īana se derrumbaba su sue√Īo de ser madre y construir la familia que siempre hab√≠a querido al lado del hombre que amaba.

¬ďYo lloraba inconsolable. Me preguntaba muchas cosas. Tambi√©n me dol√≠a saber que mi esposo sufr√≠a m√°s porque se sent√≠a culpable¬Ē, afirma esta mujer, quien en alg√ļn momento alcanz√≥ a cuestionarse si val√≠a la pena seguir con alguien que no iba a darle la oportunidad de vivir la experiencia de ser madre.

¬ďMi esposo se sent√≠a muy triste y un d√≠a me dijo: ¬Ďyo no voy a ser ego√≠sta de quitarte la posibilidad de tener un hijo. Si quieres b√ļscate a alguien con el que puedas quedar embarazada, pero nunca me digas qui√©n fue. Yo ser√© el pap√° de ese ni√Īo o nos separamos si as√≠ lo prefieres¬í¬Ē, recuerda entre l√°grimas Mar√≠a, quien ante la muestra de amor de su esposo desisti√≥ de la idea de una separaci√≥n. Nunca acept√≥ su propuesta.

Esta pareja adopt√≥ un ni√Īo con el que viven desde hace 11 a√Īos. Los dos lo quieren como propio.

¬ďSi mi esposo estaba dispuesto a querer a un ni√Īo como suyo, yo tambi√©n pod√≠a hacerlo. Si Dios quiso que no engendrara un beb√© es porque deb√≠a ser as√≠¬Ē, finaliza Mar√≠a.

Personas como esta mujer, que se han enfrentado a la esterilidad de su pareja, han vivido la duda y el sufrimiento al no reconocer cu√°l es el paso a seguir.

Si bien profesionales y expertos reconocen que no es algo fácil, es importante tomar las cosas con calma para proponer alternativas con cabeza fría. El divorcio o la separación no son las mejores alternativas.

¬ŅCu√°l es la raz√≥n de ser del matrimonio?

Muchas personas ven el matrimonio o la unión de la pareja sólo como la figura para procrear y formar un triángulo familiar junto con un hijo. Por eso, cuando llega la noticia de que uno de los dos es estéril, se caen las expectativas.

Este es el pensamiento de la psic√≥loga cl√≠nica Martha Luc√≠a Vargas Santos, quien se√Īala que ante esta realidad, muchas parejas buscan todos los tratamientos y alternativas posibles para engendrar, pero cuando desafortunadamente todo indica que el embarazo no puede darse, llega la depresi√≥n.

Es importante reconocer que si la pareja vive centrada sólo en la ilusión de tener un hijo biológico, esta puede ser la evidencia de que no es una unión sólida, pues la relación conyugal debe basarse en comprender al otro, dar lo mejor de sí mismos y juntos enfrentar los buenos y malos momentos.

¬ďSi en estos casos alguno de los dos se niega a la idea de adoptar un ni√Īo, la vida de pareja ser√° un caos porque no conciben la idea de vivir sin un hijo.
As√≠, es posible que surja el distanciamiento entre los c√≥nyuges, debido a la falta de solidaridad mutua, ausencia de apoyo y entendimiento. Tambi√©n, algunos tienden a sentirse menos hombres o menos mujeres por no ser f√©rtiles¬Ē, afirma la psic√≥loga.

Agrega que adem√°s queda el sinsabor de ver que la amiga o la vecina tienen hijos, lo cual puede ocasionar discusi√≥n entre los dos, rabia consigo mismo y la presi√≥n de sentir que no han consolidado lo que desear√≠an darle a su compa√Īero o compa√Īera.

Antes que todo, dice Martha Lucía Vargas, el hombre y la mujer deben reconocer qué es lo que quieren como pareja, pues a veces se cree que la relación se mejora con un bebé. Esto no es cierto.

Un hijo no puede ser anhelado como la tapa de salvación de un matrimonio. Debe ser de mutuo acuerdo, ya sea de manera natural o por adopción.

¬ďAdoptar es la oportunidad que tienen los dos de darle afecto a aquel ser que no tuvo el privilegio de estar junto con sus padres. Sin embargo, antes de la adopci√≥n √©l y ella deben sentirse seguros de asumir esa responsabilidad y afectividad que debe ser para toda la vida y no algo que se acabar√° alg√ļn d√≠a¬Ē, afirma la psic√≥loga, quien recomienda a las parejas, propiciar el di√°logo y la comunicaci√≥n.

Un remezón para el matrimonio

De acuerdo con Conchita Ram√≠rez Acosta, psic√≥loga cl√≠nica, reconocer que uno de los dos es est√©ril cambia el ritmo de muchas cosas y el prop√≥sito del matrimonio puede tambalear. Comienza la lucha, la depresi√≥n, la inseguridad y la baja autoestima. A tal punto que los hombres, si son ellos los est√©riles, pueden sentir que no son ¬Ďtan hombres¬í.

¬ďSi en realidad existe amor entre el hombre y la mujer, debe existir comprensi√≥n hacia el otro, al igual que entender que en la vida siempre hay limitantes y que como pareja deben enfrentar juntos¬Ē.

El primer paso, se√Īala Conchita Ram√≠rez, es asumir la realidad con madurez sin perder la sexualidad, pues en muchos casos el encuentro sexual se pierde porque lo consideran s√≥lo como ¬Ďla manera de tener hijos¬í, pues rigen sus encuentros √ļnicamente con la intenci√≥n de procrear.

¬ďNo rendirse ni tampoco culpar al otro. Es en estos casos cuando m√°s deben unirse para buscar la mejor soluci√≥n para los dos. Tambi√©n encontrarle a la vida conyugal un sentido y un prop√≥sito que no siempre debe ser un hijo¬Ē, afirma la psic√≥loga, quien concluye diciendo que abandonar la pareja no es la soluci√≥n.

Lo mejor es luchar siempre y ver su situación como una etapa de la pareja que les permitirá crecer para otras cosas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad