Vie Dic 9 2016
25ºC
Actualizado 02:52 pm

¿Hasta cuándo ese maltrato verbal? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-30 05:00:00

¿Hasta cuándo ese maltrato verbal?

“Torpe, ¿por qué hiciste eso?” “Definitivamente no la vuelvo a sacar a ningún lado” y en el peor de los casos “usted no sirve para nada”. Este tipo de agresiones no sólo se dan entre cuatro paredes, sino que traspasan límites.
¿Hasta cuándo ese maltrato verbal?

Además del maltrato que se da dentro de su casa, delante de sus hijos y demás familiares, también llegan comentarios fuera de tono entre el grupo de amigos, en un lugar público, frente a un extraño.

Ese maltrato verbal para muchas personas hace parte de su cotidianidad. ¿Es culpa del que grita solamente, o del que se deja tratar sin ninguna base de respeto?

Es el momento de que le ponga punto final a esa situación.

El niño que grita al padre

Esta es una de las consecuencias del maltrato verbal delante de los hijos. Así se ha podido determinar después de consultar a los niños que son catalogados por los mismos padres como groseros, altaneros o irreverentes con la mamá.

“Se puede encontrar que los niños adquieren la misma actitud de maltrato hacia esa persona, sea la madre o el padre, porque han adquirido hacia ellos una investidura de ‘torpe’, ‘sumiso’, ‘bruta’. Cuando esa persona termina equivocándose, ya todos los demás lo miran con cara de torpe”, expresó la psicóloga Zulma Castañeda.

Por eso, no se aterre cuando vea que un hijo le dice a su propia madre o padre “bruta”, “inútil”.
Los niños que crecen también en entornos donde las personas son ofensivas, terminan siendo adultos ofensivos.

“Los niños que han sido maltratados, que no han sido amados durante sus primeros años, también reproducen ese tipo de conductas cuando crecen, llegan a una etapa madura y establecen ese tipo de tratos con sus parejas”, explicó la psicóloga Conchita Ramírez.

¿Culpa también de quien se deja tratar así?

El no poner ese freno a tiempo es uno de los principales errores. Según explicaron los expertos, las personas se escudan en decir que el otro o la otra hicieron lo que hicieron, pero el argumento no es totalmente válido.

El trasfondo está en que usted también lo permitió.
“La posición pasiva está dando un ‘sí’ a ese trato. Si no estoy haciendo nada para negarlo, lo estoy aceptando. Es una falta de conciencia en la que termina la persona porque se acostumbró a vivir así”, explicó Castañeda.

La falta de autoestima juega un papel importante en esta clase de permisividad. Castañeda agregó que “la persona siente que de alguna manera se lo merece y se justifica con frases como ‘por lo menos está conmigo, vive conmigo, me trae cosas, es un buen papá, es una buena mamᒔ, tanto así que terminan hasta agradeciéndole.

El que trata así

Detrás de esa persona huraña o con falta de delicadeza se encuentra una persona con baja autoestima, con patrones de enseñanza aprendidos o con un mal manejo de su control de emociones.

Así lo explicó la psicóloga Zulma Castañeda. “Una persona con problemas de autoestima, no está seguro de sí mismo y encuentra esa seguridad haciendo sentir mal al otro”.

Pero también ese tipo de comportamientos pueden venir desde la niñez o la crianza. “Es un estilo de relación aprendida, que el entorno le ha mostrado y que utiliza para decir “yo estoy más arriba y usted está más abajo”.

En el último caso, la patología puede estar asociada a los problemas de control, que llevan a una persona a estallar en cólera, en comentarios y actos agresivos cuando siente enojo.

Preguntas y respuestas

Zulma Castañeda
Psicóloga

¿Por qué las personas muchas veces no son capaces de poner freno al maltrato verbal? Al igual que en todos los temas de maltrato, el freno hay que ponerlo desde el comienzo. Pero muchas veces las personas piensan que el maltrato verbal tiene disculpa, porque lo ven como la discusión que se acalora.

La persona no tiene idea de que eso también es maltrato, por eso el primer paso es tomar conciencia.
Pensaría que en Santander ese lenguaje hace parte de su forma coloquial, muchas mujeres vienen con esa experiencia desde su infancia. Frases como “no sea bobo”, “bruta, no haga eso”, “imbécil”, se usan frecuentemente, incluso entre los muchachos.
Se ha generalizado  ese tipo de comportamientos y las personas han terminado en esa actitud de pasividad o de aceptación malsana frente al tema.

¿Qué consecuencias deja el maltrato verbal? El cerebro muchas veces tiene procesos que no son del todo concientes. Por eso esa información se procesa de forma automática y allí en el inconciente, se estructura. La expresión se queda y la persona aunque piense que no le está dando trascendencia a la frase o que le resbala, termina creyendo que es “torpe”. Lo importante es evitarlo o suprimirlo y exigir respeto.

Conchita Ramírez
Psicóloga

¿Cómo poner límite a esa situación? Crear límite es lo más conveniente, no permitirle a la otra persona que ofenda, porque ese tipo de palabras afecta notoriamente, eso queda grabado, deja secuelas y las consecuencias son de tipo mental, entre ellas alteraciones y baja autoestima. Influye mucho el tipo de interpretaciones que se les dé, la susceptibilidad de la persona, la formación o poca formación que tenga.
¿Cómo hacerle poner al otro los pies sobre la tierra? Lo importante es hacerlos tomar conciencia y decirles que esa no es la forma en que merecen ser tratados. Se debe enfatizar en el amor propio, en la dignidad, el respeto, la autoestima, el aprecio a sí mismo, el decoro.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad