Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-06-30 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Si el nombramiento de Jueces y demás funcionarios públicos no estuviera amarrado a las conveniencias politiqueras del clientelismo inmoral, creo que casos como del que hablo no se presentarían dado que hay mucho profesional joven, incontaminado, capaz de representar en la burocracia las distintas ramas del poder público con honestidad y decoro, pero mientras la intrigocracia sea la encargada de estos menesteres, habrá que esperar a que el calentamiento global acabe con lo poco que queda de este pobre país.
Luis Martin Parra Carreño

La justicia en Colombia

Es realmente desconcertante la parcialidad con que actúa la justicia en nuestro país en los últimos tiempos, que uno se pregunta si de esta manera podremos algún día alcanzar la anhelada paz.
Hace aproximadamente un mes en Barranquilla la Policía capturó a un hombre que acababa de hacer un robo y cuando la patrulla policial le ordenó detenerse, les lanzó una granada que afortunadamente no explotó y al detenerlo le encontraron otra granada de fragmentación y un revolver calibre 38. La Policía lo condujo a la Fiscalía y de allí lo pasaron a un juez, funcionario éste que lo dejó inmediatamente en libertad aduciendo que por ser jefe de hogar debía darle la casa por cárcel.
En el país existen centenares de violadores de niños tanto en los pueblos como en las ciudades, que andan sueltos y se dan el lujo de amenazar a sus víctimas si los denuncian y si son atrapados y entregados a los jueces, pronto recobran su libertad. En cambio, un muchacho que se le dio por tocarle la cola a una mujer dentro de un bus en Bogotá, está pagando cuatro años de prisión. Y si nos acordamos de la toma del Palacio de Justicia por un grupo subversivo hace 23 años, donde murió casi un centenar de personas, varios de sus miembros hoy son honorables senadores, gobernadores y hasta precandidatos a la presidencia de la República, sin que la justicia les haya hecho ningún requerimiento, mientras que quienes acudieron a rescatar el Palacio arriesgando su vida, hoy varios de ellos están en la cárcel. ¿Podremos creer que en Colombia existe imparcial y cumplida justicia? ¿Será que así podremos algún día alcanzar la paz?
Aristóbulo Hernández B.

No T.V.O.

¿Por qué será que la mayoría de los presentadores de TVC son tan bravos? Cuando yo veo al contador Abraham, el contador de cuentos de la DIAN, apago el televisor por miedo a que estalle y es que hasta José (el de las motos) se le sube la adrenalina cuando de atacar a alguien se trata, en cambio cuando se le pasa el tiempo volando, leyendo los mensajes de amor que le envían sus fans, se le sube el ego.
Le oí una vez a un miembro de la Comisión Nacional de Televisión que los canales disponían únicamente de seis minutos de publicidad por cada media hora de programación y no, al contrario como viene sucediendo.
Se me cae la cara de vergüenza como diría mi abuela, de pensar que en España vean nuestros programas culturales como Quien quiere ser Millonario y otros, comparados con el programa español Saber y Sanar donde tanto los presentadores como los concursantes que oscilan entre los 18 y 70 años, son verdaderos sabios. Don Paulo Laserna es un buen conductor, pero de autos último modelo. La sabiduría no está en una profesión, está en la mente. “La profundidad está en lo claro y alegre”. HESS.
Graciela de Salcedo

Origen del crimen

Bien parece no existir sensatas autoridades se alcahuetean por doquier los mensajes criminales.
En radio y televisión nos mantiene confundidos apología a los delitos y a corridos prohibidos.
Ni educación ni cultura problemas graves y serios qué hacen los tres poderes y qué de los ministerios.
Ya basta de “porquerías” por TV y por emisoras que acción hay del Estado y qué de las monitoras.
Si el Estado es de derecho lean y oigan por favor digámosle al Presidente y al órgano de control.
Nos toca viajar en bus y en el trayecto otra ruina en vez de Colombia en verso Rambo y máquina asesina.
Alberto Flórez Flórez.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad