Mi茅 Dic 7 2016
24ºC
Actualizado 11:27 am

Uniformados volvieron para sepultar su dolor | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-02 03:12:07

Uniformados volvieron para sepultar su dolor

En una zona donde s贸lo se encuentra una fuerte humedad y un clima que sobrepasa los 31 grados cent铆grados.
Uniformados volvieron para sepultar su dolor

En una selva en la que el silencio s贸lo es interrumpido por las aves o el zumbido de los zancudos, all铆 fueron rescatados hace un a帽o, el 2 de julio del 2008, once militares, tres contratistas estadounidenses e Ingrid Betancourt.

Para ese entonces el ruido de un helic贸ptero MI-17 rompi贸 la calma y las cadenas del secuestro de los cautivos quienes permanecieron en poder de las Farc por m谩s de 10 a帽os.

Los once militares volvieron el pasado martes al corregimiento Los Lindos (Guaviare), donde recordaron su 煤ltimo d铆a de plagio, esta vez estuvieron acompa帽ados por tres helic贸pteros Black Hawk. As铆 sepultaron el dolor del secuestro.

Est谩 vez los once miembros de la Fuerza P煤blica entraron a las tierras de donde fueron rescatados, pero esta vez fuertemente escoltados. Cinco anillos de seguridad, cuatro helic贸pteros sobrevolando la zona y m谩s de 20 hombres del grupo contraguerrilla rodeando el per铆metro en donde se dio el enga帽贸 a las Farc, fueron las garant铆as para que los militares sepultaran definitivamente sus recuerdos de los 10 a帽os de su cautiverio.

S铆ntesis

Diez a帽os de recuerdos

?聽Uno de los rescatados de la 聭Operaci贸n Jaque聮, el m谩s duro golpe a las Farc, el sargento viceprimero, William P茅rez Medina, record贸 que no quer铆a subirse al helic贸ptero MI-17 de la supuesta misi贸n m茅dica que lo llevar铆a de vuelta a la libertad despu茅s de 10 a帽os de torturas y malos tratos.

?聽P茅rez no quer铆a subirse al MI-17 ese dos de julio. Seg煤n 茅l de hacerlo lo deb铆an amarrar, 茅l junto con Ingrid Betancourt se negaban a la solicitud de los hombres de inteligencia de las Fuerzas Militares colombianas que llegaron hasta la zona para el rescate.

?聽Cuando se baj贸 del helic贸ptero, P茅rez sinti贸 el temor de las cadenas que lo acompa帽aron durante 10 a帽os.

?聽Esta vez el sargento, junto con sus otros diez compa帽eros, se inclinaron mirando al cielo y haciendo con los dedos tres cruces en s铆mbolo de agradecimiento con Dios, gritaron 聯隆Bienvenidos a la Libertad!聰.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad