Publicidad
Dom Jun 25 2017
21ºC
Actualizado 06:51 pm

Uniformados volvieron para sepultar su dolor | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-02 03:12:07

Uniformados volvieron para sepultar su dolor

En una zona donde sólo se encuentra una fuerte humedad y un clima que sobrepasa los 31 grados centígrados.
Uniformados volvieron para sepultar su dolor

En una selva en la que el silencio s√≥lo es interrumpido por las aves o el zumbido de los zancudos, all√≠ fueron rescatados hace un a√Īo, el 2 de julio del 2008, once militares, tres contratistas estadounidenses e Ingrid Betancourt.

Para ese entonces el ruido de un helic√≥ptero MI-17 rompi√≥ la calma y las cadenas del secuestro de los cautivos quienes permanecieron en poder de las Farc por m√°s de 10 a√Īos.

Los once militares volvieron el pasado martes al corregimiento Los Lindos (Guaviare), donde recordaron su √ļltimo d√≠a de plagio, esta vez estuvieron acompa√Īados por tres helic√≥pteros Black Hawk. As√≠ sepultaron el dolor del secuestro.

Est√° vez los once miembros de la Fuerza P√ļblica entraron a las tierras de donde fueron rescatados, pero esta vez fuertemente escoltados. Cinco anillos de seguridad, cuatro helic√≥pteros sobrevolando la zona y m√°s de 20 hombres del grupo contraguerrilla rodeando el per√≠metro en donde se dio el enga√Ī√≥ a las Farc, fueron las garant√≠as para que los militares sepultaran definitivamente sus recuerdos de los 10 a√Īos de su cautiverio.

Síntesis

Diez a√Īos de recuerdos

?¬†Uno de los rescatados de la ¬ĎOperaci√≥n Jaque¬í, el m√°s duro golpe a las Farc, el sargento viceprimero, William P√©rez Medina, record√≥ que no quer√≠a subirse al helic√≥ptero MI-17 de la supuesta misi√≥n m√©dica que lo llevar√≠a de vuelta a la libertad despu√©s de 10 a√Īos de torturas y malos tratos.

?¬†P√©rez no quer√≠a subirse al MI-17 ese dos de julio. Seg√ļn √©l de hacerlo lo deb√≠an amarrar, √©l junto con Ingrid Betancourt se negaban a la solicitud de los hombres de inteligencia de las Fuerzas Militares colombianas que llegaron hasta la zona para el rescate.

?¬†Cuando se baj√≥ del helic√≥ptero, P√©rez sinti√≥ el temor de las cadenas que lo acompa√Īaron durante 10 a√Īos.

?¬†Esta vez el sargento, junto con sus otros diez compa√Īeros, se inclinaron mirando al cielo y haciendo con los dedos tres cruces en s√≠mbolo de agradecimiento con Dios, gritaron ¬ď¬°Bienvenidos a la Libertad!¬Ē.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad