La carrera 24 | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-02 05:00:00

La carrera 24

Hace m√°s de un a√Īo, no sabemos qu√© sabio trasnochado resolvi√≥ convertirla en v√≠a arteria en una parte importante de su recorrido. Si la medida fue provisional, nunca se revers√≥. Y si se tom√≥ como definitiva, jam√°s supimos qu√© argumentos la sustentaron y cu√°les motivos de orden t√©cnico la respaldaron.
La carrera 24

Parecer√≠a que obedeci√≥ a un exabrupto de un ingeniero de v√≠as y trasteos. Dicha medida desde el momento aciago en que se tom√≥ hasta la fecha, ha generado un promedio de cuatro accidentes mensuales (uno por semana), con p√©rdidas econ√≥micas cuantiosas, heridos graves con lesiones permanentes y muertes absurdas y lamentables. Nunca se dispuso una se√Īalizaci√≥n adecuada para un cambio sobre una v√≠a que desde siempre hab√≠a sido una carrera normal, en cuyas intersecciones siempre llevaban la v√≠a la calle.

Am√©n de la ausencia culpable de una vistosa y t√©cnica se√Īalizaci√≥n de advertencia y aviso, a√ļn deber√≠an mantenerse dichas se√Īales, incluida la instalaci√≥n de un sem√°foro intermitente en rojo y hasta un resalto en cada intersecci√≥n. Pero no. Quienes arbitrariamente y con ignorancia supina y desafiante impusieron dicha medida, parecer√≠a que se solazan con los graves accidentes que all√≠ ocurren. Les parecen normales y que se acomoden los conductores a las disposiciones que Tr√°nsito impone porque obedecen a satisfacer caprichos de ignorantes.

Y ya que hablamos de Tránsito, la ciudad padece, hace tiempo, de nudos de tránsito especialmente en las horas pico, que esta oficina parece que los desconoce porque nunca, ninguno de sus funcionarios ha transito por ellos. La carrera 29 desde la calle 48 hasta la 52; las carreras o calles de doble vía donde se tolera el estacionamiento a lado y lado; la zona de los talleres y repuestos, carreras 12 a 18 entre calles 12 y 28; la sincronización desbaratada de los semáforos, los que algunos días están trabajando normalmente y al día siguiente se convierten en el calvario de los conductores; semáforos que solo trabajan en una de las vías que controlan.

En fin, el tr√°nsito en la ciudad es hoy un perfecto despelote consentido. ¬ŅCulpable qui√©n? Aver√≠g√ľelo Vargas!
Escritor Ito

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad