¿Caminos de Lengerke? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-04 05:00:00

¿Caminos de Lengerke?

Una organización de caminantes, hizo recorrido por “los caminos de Lengerke”: Los Santos- Jordán-Aratoca, Socorro-Cabrera, Barichara–Guane, Guane-Zapatoca, y posiblemente Zapatoca- San Vicente. Es oportuno referir que son caminos coloniales, porque no todo es leyenda negra para la Colonia. Esos denigrados gobernantes hicieron caminos; para exaltar el patriotismo no hemos de negar su obra.
¿Caminos de Lengerke?

Cuando San Vicente existía en tiempos iniciales, desaparecido luego por efecto de plagas y climas dañinos, el gobernador Antonio Fominaya, del Socorro, dio instrucciones para la construcción del camino de Bustillo de Oro-La Llana, que “debe servir al paso de una carreta”.

Pero, preguntemos: ¿Por dónde fue el Párroco de Guane, Basilio de Benavides a fundar a Zapatoca si tal hecho aconteció más de un siglo antes de establecerse allí el alemán Lengerke? Viajó por el camino colonial que existía con “cabuya” en el río Suárez, o pasó a nado por sus aguas turbulentas ¿Por cuál camino el cura Guarín viajó desde Zapatoca para fundar a Betulia, si tal hecho también es anterior a la llegada del alemán? La historia registra la llegada del General Santander para asumir el gobierno viajando desde Francia, acompañado de Luis Napoleón, antes del alemán, por la vía de Los Santos- Corregidor, desde donde escribió cartas a su hermana Josefa dándole instrucciones para la cena de su llegada a Bogotá, y recomendándole “invitar a Nicolasa”. El camino de Zapatoca-San Vicente existió antes del alemán por la Meseta de “El Carmen”, su propietario sufría el nombre de su posada “La Mechuda” por lo cual escribió en la pared: “Aquí no es La Mechuda, sino Meseta del Carmen. Y quien diga La Mechuda, Mechuda será su madre”.

Lengerke sí hizo caminos y puentes. El Presidente del Estado de Santander contrató con él mediante concesión el camino de Zapatoca- El Florito-Montebello- El Humir-Barrancabermeja, o puerto Santander, entonces. El Florito y Montebello eran sus haciendas, lo cual no demerita su trabajo hazañoso. Existen las cartas que dirigía a Wilches pidiendo protección contra indígenas violentos que le mataban los trabajadores y no le daban tregua; buscaba cumplir su cometido, convencido de la importancia de comunicar a Zapatoca (ya comunicada con Socorro) que necesitaba vía al río Magdalena.

Es bueno que los caminantes oigan a los doctores Emilio Arenas y Armando Martínez para que no hablen de caminos de Lengerke cuando son ciertamente coloniales.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad