No basta creer y ver realidades para desarrollar la agricultura | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-05 05:00:00

No basta creer y ver realidades para desarrollar la agricultura

Hace una hora terminamos una reuni√≥n con tres directores del Banco de la Rep√ļblica, economistas juiciosos que en su af√°n de encontrar caminos para el desarrollo del pa√≠s, acordaron una visita a La Fazenda y se acompa√Īaron de Paolo Lugari, amplio conocedor de la altillanura y la Orinoquia y propiciador de Gaviotas, as√≠ como de Mauricio Rodr√≠guez, editor econ√≥mico de Caracol y fiel testigo del desarrollo del pa√≠s a trav√©s de Portafolio. Se trataba de verificar si lo logrado hasta ahora marcar√≠a un posible camino para una nueva versi√≥n de lo que deber√≠a hacerse en el pa√≠s.
No basta creer y ver realidades para desarrollar la agricultura

Al terminar la visita a los cultivos, ver el avance en el desarrollo de los suelos y en la productividad, ver las planta de proceso y la transformaci√≥n del ma√≠z y la soya en un suculento solomito de cerdo en salsa de mostaza, manifestaron su asombro y la necesidad de que el pa√≠s conociera de lo que se estaba perdiendo, por andar discutiendo¬† por qu√© no se pod√≠a hacer, y todas las infinitas razones que justificaban la pereza mental de no hacer en la pr√°ctica lo que las presuntas barreras no dejan. La gran conclusi√≥n es que la gran barrera para hacer las cosas, mayor que la muralla China, est√° en la mente y la actitud de las personas, lo cual no ense√Īan en Harvard ni se vende en el supermercado.

Analizamos los juicios hasta ahora conocidos y difundidos a través de los medios, de las opiniones de los influyentes en las decisiones económicas para el sector, desde el cuento de las 16 horas de luz del cinturón del maíz, la soya como leguminosa de clima templado, la falta de tierras  y legislación adecuada, la inseguridad del país, la falta de credibilidad de los inversionistas y sus financiadores, la falta de criterio de largo plazo, en fin, razones para no hacer lo que se debe hacer.

Terminamos con el an√°lisis de un texto del libro¬† ¬ďLa Agricultura Colombiana en el siglo XX¬Ē, de un exdirector del Banco de¬† la Rep√ļblica, que concuerda con el pensamiento del expresidente Gaviria y su ministro Hommes, donde se se√Īala que para un pa√≠s peque√Īo como Colombia la importaci√≥n de alimentos puede proveer una mejor base para la seguridad alimentaria que la producci√≥n dom√©stica. A ellos les digo que la √ļnica seguridad que dan las importaciones, es el mayor precio de las carnes por los costos de fletes, que hoy tiene a Colombia con el consumo m√°s bajo de carnes del continente y con grandes problemas nutricionales de la poblaci√≥n por falta de accesibilidad a estas.

Analizamos igualmente las barreras de la absurda normatividad en todos los aspectos, desde el paso de abonos, cemento y combustibles por antinarcóticos, (como si los delincuentes tuvieran que ir a pedir permisos), hasta la imposibilidad de utilizar transporte aéreo donde hay dificultades de carreteras, entre otros muchos aspectos, llegando a una gran conclusión: para lograr lo que hasta ahora se ha dado se debe a un gran tesón. Sin embargo, debemos trabajar por aliviar los problemas y por ello todos salimos con compromisos de acción. Gracias a los ilustres visitantes, que se repita la visita y manos a la obra para buscar una  Colombia mejor.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad