El desplazamiento y la miseria en Colombia | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
21ºC
Actualizado 09:10 am

El desplazamiento y la miseria en Colombia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-06 05:00:00

El desplazamiento y la miseria en Colombia

El desplazamiento y la miseria en Colombia

Desde hace algo más de una década se trata de convencer a los colombianos de que el desplazamiento es uno de los problemas más críticos del país pero, pese a ello, este fenómeno parece que fuera invisible ante la colectividad porque en nuestra patria –a diferencia de lo que ocurre en otras naciones- no se ven por las carreteras largas filas de hambrientos hombres, mujeres, niños y ancianos, con sus más elementales bártulos al hombro, caminando sin norte. Aquí el desplazamiento ha sido individual o de grupos familiares y esa característica ha hecho que no sea perceptible ante los ojos de la comunidad.

Esa es su peor desgracia porque hace que no se mida su real dimensión y el Estado y la comunidad no lo avoquen en la medida en que deberían hacerlo.

El desplazamiento es un problema de proporciones mayúsculas. Los estudiosos estiman que en Colombia ha habido en los últimos años cerca de tres millones seiscientos mil desplazados, es decir, aproximadamente el 8% de la población total del país. Poniendo esta cifra en números gráficos, los desplazados suman 3 veces y media la población de Bucaramanga y los municipios que integran su área metropolitana, o la mitad de la población de Bogotá D.C.; aquí hay más desplazados que en Iraq, que en Sudán, que en Somalia y que en el Congo, según datos del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

Frente al fenómeno del desplazamiento al colombiano del común solo lo inquietan los grupos familiares que se ubican en los semáforos de las ciudades. Nada más.
El desplazamiento ha arrastrado otro sino: se le ha dado una mirada de sensibilidad social, las soluciones han sido asistencialistas y no se ha visto lo peor que lleva adherido a la piel: sus incidencias económicas y sociales.

Cada familia de desplazados que llega a nuestras ciudades significa dos o tres generaciones de colombianos improductivos. ¿Por qué? Porque el país no es capaz de resolver sus condiciones de miseria y tales seres quedan al margen del proceso productivo, solo tienen futuro en el mercado de lo informal y el delito. Y ello se prolonga como mínimo durante dos generaciones. ¿Cuánto vale y significa esto?

Además, el alto número de desplazados que hay lesiona los ingresos de quienes están dedicados al mercado informal pues aumenta masivamente su competencia.
El Estado colombiano ha hecho algo por los desplazados pero es ínfimo frente a la dimensión del fenómeno y ello se pone en evidencia cuando se analiza qué porcentaje de desplazados regresa a sus tierras de origen y en qué condiciones lo hace.

O el país cambia su política en este campo o esa bomba de tiempo nos estallará en las manos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad