La hora de los ‘cacaitos’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
20ºC
Actualizado 09:20 pm

La hora de los ‘cacaitos’ | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-06 05:00:00

La hora de los ‘cacaitos’

La hora de los ‘cacaitos’

En aquellas naciones, donde la monarquía aún reina, son Jefes de Estado los Reyes y sus funciones primordiales tienen que ver con asuntos puramente formales: el manejo de la diplomacia, las grandes cenas de gala, algunas rúbricas de rigor y pare de contar.

Mientras sigan vivos, los Jefes de Estado serán quienes den la última palabra ante situaciones complicadas o quienes resuelvan ciertos temas espinosos. Pero, insisto, pare de contar. Los jefes de gobierno, en cambio, comandan en la realidad, deciden los asuntos del día a día, gobiernan con niveles aceptables de independencia y cocinan las grandes decisiones que se deban tomar.

Podríamos afirmar entonces que los viejos cacaos colombianos son hoy apenas jefes de Estado mientras sus hijos han resultado unos capaces jefes de gobierno que están fungiendo como tales ya.

Contrario a lo que muchos piensan y varios periódicos comentan, los hijos de los cacaos están mandando y de qué forma.

Por los lados de la familia Santo Domingo, Alejandro es quien todo lo preside. Es el representante del grupo en la junta directiva de la SAB Miller, quien concretó precisamente la fusión - ¿o venta? - de Bavaria al gigante surafricano y quien ahora detalla la integración entre las sociedades Invernac y Valorem de propiedad de esa familia.

Luis Carlos Sarmiento Jr. es, ni más ni menos, el Presidente del Grupo Aval. Ha resultado un extraordinario ejecutivo y no cabe duda de que hace rato dejó de ser el segundo a bordo.

Finalmente, en la Organización Ardila Lulle (OAL), por las dificultades de salud de Don Carlos, sus hijos Carlos Julio y Antonio José, son hoy el poder real en la OAL. El primero ocupado más de la industria del entretenimiento, mientras el segundo atiende asuntos relacionados con los otros sectores en donde la familia tiene sus inversiones.

Por eso decimos que a nadie puede quedarle dudas de que la sucesión entre padres e hijos, cacaos y ‘cacaitos’, ha comenzado en Colombia aun cuando no terminemos de acostumbrarnos a ello.

Eso sí, sólo el tiempo nos señalará si esta nueva generación de ricos y poderosos fueron mejores o peores que sus padres. Apasionante resultará también saber en qué se parecen y diferencian los ‘cacaitos’ de sus antecesores para predecir la suerte de esos grupos económicos.
El hecho es que sucesores sí hay y están piloteando la nave ya…

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad