Primera dama de Honduras aparece para liderar a seguidores de Zelaya | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
20ºC
Actualizado 07:33 pm

Primera dama de Honduras aparece para liderar a seguidores de Zelaya | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-07 20:02:13

Primera dama de Honduras aparece para liderar a seguidores de Zelaya

Primera dama de Honduras aparece para liderar a seguidores de Zelaya

Nueve días después de que los militares sacaran a su esposo por la fuerza del poder y del país, Xiomara Castro salió del lugar en que permanecía refugiada y escondida para encabezar una marcha en Tegucigalpa, arropada por miles de personas que la vitorearon y demandaron el regreso del gobernante derrocado.

"No era posible que yo estuviera refugiándome y que hubiera hombres y mujeres arriesgando su vida", dijo la primera dama para explicar su repentina entrada en escena ante un nutrido grupo de manifestantes, que durante días han sido conducidos por líderes campesinos y sindicales, pero sin una cabeza clara.

Antes de marchar, primero a pie y después en camioneta, la primera dama se dirigió a los seguidores de Zelaya, concentrados en la Universidad Pedagógica, para asegurar: "lo único que no vamos a negociar es que el presidente no sea restituido en su puesto".

Castro se refirió a la reunión de su marido en Washington con la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, en la que, según dijo, "se van a analizar las medidas que se han tomado y las que se tienen que tomar", y también apuntó a las incoherencias entre las palabras y los actos del nuevo gobierno.

"Si hay cuentas del presidente (Zelaya), ¿por qué no permiten que venga a defenderse? (...) ¿cuál es el miedo de que el presidente venga?", cuestionó la primera dama.

El Gobierno de Roberto Micheletti, designado por el Congreso para reemplazar en el cargo a Zelaya, había asegurado durante la semana que contra el presidente depuesto pesan varios cargos por vulnerar la Constitución y la legalidad, y que si venía a Honduras iba a ser detenido.

Sin embargo, el pasado domingo el presidente derrocado trató de volver al país, e incluso llegó a sobrevolar en un avión el aeropuerto de Tegucigalpa, pero las nuevas autoridades no le dieron permiso para aterrizar.

"No tengo miedo, porque yo sé que el presidente constitucional de Honduras levantó la bandera, pero esa bandera hoy es de todo el pueblo", agregó.

La marcha emprendió rumbo a continuación hacia la sede de la principal organización empresarial y el Congreso Nacional con gritos como "avanzando, avanzando, el gorila está temblando" o "no somos cinco, no somos seis, prensa vendida cuéntalo bien".

Con una visible euforia por la presencia de la primera dama, el líder campesino Rafael Alegría, uno de los organizadores de las marchas, aseguró a los periodistas que el Gobierno de Micheletti "de esta semana no pasa".

"Esta semana es decisiva, no resisten una semana más", dijo en referencia al paro que lleva a cabo el sector educativo, la paralización en la agricultura, el funcionamiento irregular del transporte y el aislamiento al que ha sometido la comunidad internacional al Gobierno de Micheletti.

Alegría también reaccionó al anuncio de que el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, hará de mediador entre Micheletti y Zelaya, y señaló que para discutir "primero se debe restituir a Zelaya en el poder" y la constitucionalidad en el país.

Paralelamente, de nuevo los detractores de Zelaya volvieron a tomar el Parque Central para realizar otra manifestación con miles de asistentes "en defensa de la Constitución", lema con el que se han convocado desde la semana pasada todas la marchas de los partidarios de la destitución por la fuerza del presidente.

Con múltiples pancartas alusivas al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al que el gobierno de Micheletti ha convertido en elemento central de todas las críticas a la política de Zelaya, los manifestantes insistieron en la legalidad del nuevo Ejecutivo y en los llamamientos a que el presidente depuesto no vuelva.

"Felices sin Mel (Zelaya)", "Paz y unidad. Fuera Mel" o "No queremos a Chávez en Honduras" fueron algunos de los lemas que se podían leer en los carteles, dominados por imágenes de Zelaya y el presidente de Venezuela.

"No sólo hemos frenado a Mel Zelaya, hemos frenado el neototalitarismo de Hugo Chávez", gritaba uno de los locutores que animaban la marcha.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad