Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

En Santander habrían 200 mesas con votos irregulares para el Senado | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-07 23:45:00

En Santander habrían 200 mesas con votos irregulares para el Senado

El Departamento estaría involucrado en las irregularidades que encontró el Consejo de Estado para anular la elecciones del Senado, en su periodo 2006-2010.
En Santander habrían 200 mesas con votos irregulares para el Senado

Así lo notificó una fuente de alta credibilidad, quien sostuvo que solo esperan que el Consejo Nacional Electoral les notifique el procedimiento a seguir.
 
Las irregularidades presentadas en por lo menos 33.600 mil votos depositados en las pasadas elecciones a Congreso fueron el sustento de la nulidad decretada por el Consejo de Estado de las elecciones a Senado para el periodo 2006 - 2010.

El proceso
Durante un largo año los magistrados que integran la sección quinta del alto tribunal, acompañados de 30 asesores, analizaron uno a uno los argumentos consignados en 19 demandas de nulidad que finalmente decidieron unificar.

Uno de los demandantes más contundentes fue el ex procurador Edgardo Maya, quien pidió la exclusión de 6.500 mesas por considerar que se había configurado, entre otras faltas, inconsistencias en el diligenciamiento de los formularios y el fraude electoral.

"El proceso contencioso electoral 4056 y otros (19 en total) culminó con sentencia que anula el acto de elección de los senadores de la República, periodo constitucional 2006 – 2010", dijo el presidente del Consejo de Estado, magistrado Rafael Ostau De Lafont, al formalizar la decisión que por unanimidad adoptaron los cuatro magistrados que integran la sección quinta del Alto Tribunal.

Según consta en la decisión, a los argumentos del ex Procurador se sumaron las 60 mil irregularidades que se consignaban en el resto de los procesos y que hacían referencia tal como lo señaló Ostau De La Font, a cuestionamientos "a votos irregulares presentes en dicho certamen electoral".

El tamaño de la decisión que obliga un nuevo escrutinio por parte del Consejo de Estado, según los cálculos del Contencioso Administrativo, obligó el estudio de más de 500 cuadernos y 300 discos compactos en los que se consignaban una a una las pruebas que terminaron anulando la elección de los 102 senadores que hoy están en el Congreso de la República.

A lo largo del proceso el Consejo de Estado, con ponencia de la magistrada Susana Buitrago, pudo comprobar, tal como se manifestó en las demandas, que se presentaron irregularidades en 33.683 votos entre los que se presentaron cédulas que no habían sido entregadas a sus propietarios, es decir, estaban bajo custodia de la Registraduría Nacional del Estado Civil, suplantación de electores, además de comprobarse que hubo ciudadanos fallecidos que aparecían participando en la contienda electoral y diferencias entre los formularios E-11 y E-24.

Fue precisamente el elevado número de votos los que obligaron a dar la orden para adelantar un nuevo escrutinio, el mismo que deberá adelantar en los dos meses siguientes el Consejo de Estado.

"Esta posición jurisprudencial mediante la cual se toma esta decisión, contenida en 1.500 páginas, pretende dar eficiencia y prevalencia a la voluntad libre y mayoritaria de los ciudadanos expresada en las urnas, a la vez que sanciona el fraude con la supresión de los votos irregulares mediante su distribución porcentual", puntualizó Ostau De Lafont al explicar los alcances de la decisión.

A pesar de que esta decisión anula en su totalidad la elección a Senado, esto no implica una remezón en el Legislativo, pues tal como sucedió con las elecciones de 2002, en las que se presentó el mismo caso, sólo fueron anuladas las credenciales de cuatro parlamentarios. De la misma manera, los senadores podrán continuar en el ejercicio de sus cargos, hasta tanto termine el escrutinio y se precise quién fue afectado.

El trámite

Una vez adoptada la decisión y notificadas las partes, el Consejo de Estado ordenará el escrutinio correspondiente en el que se analizarán uno a uno los votos que se depositaron durante el proceso electoral de 2006.

Una vez se tengan las cifras finales, el Consejo de Estado las deberá enviar al Consejo Nacional Electoral para que ya con los votos irregulares decantados, se pueda determinar quiénes son los congresistas afectados y en su defecto, quiénes los favorecidos.

"El nuevo escrutinio debe realizarse en el menor tiempo posible para que haya una absoluta claridad sobre el tema", dijo el jurista.

"Este es el primer examen judicial de legalidad que se da bajo el nuevo sistema electoral, desarrollado con el nuevo sistema electoral que implementó el acto legislativo de 2003, como lo es: el umbral, la cifra repartidora y el voto preferente", puntualizó el presidente del Consejo de Estado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad