Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
20ºC
Actualizado 08:21 pm

Honduras | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-09 05:00:00

Honduras

Honduras

La remoción del presidente Zelaya por las Fuerzas Armadas rompe paradigmas de la historia política contemporánea de América Latina. Por primera vez en la era de la post Guerra Fría, un ejército depone un Presidente constitucional y democráticamente electo, para restaurar el Estado de Derecho y no para romperlo como era costumbre.

No es “golpe de Estado” porque no hubo toma del poder por parte del estamento militar ni quebrantamiento del Estado de Derecho. La actitud militar se basó en una orden judicial para restablecer el imperio de la Ley que estaba siendo violentado sistemáticamente por Zelaya, al desconocer disposiciones de los poderes Judicial y Legislativo. Después de la intervención militar, la Constitución Política sigue vigente porque se respetó plenamente el procedimiento para la sucesión presidencial. Politológicamente, Honduras sentó un precedente que pasará a ser un caso de estudio alrededor del mundo.

La prensa, organismos internacionales y gobiernos alrededor del mundo, no han comprendido aún el contexto y la esencia de este caso, condenando lo que ha sucedido en Honduras con base en conceptos propios del viejo paradigma de los históricos golpes de Estado. La comunidad internacional no ha tenido tiempo ni elementos para percatarse de que en Honduras se rompió un modelo en desuso.

La lección de Honduras es clara: aunque un Presidente haya sido electo democrática y legítimamente, no tiene derecho a desobedecer la Constitución y leyes de la República. Los pueblos ya no tolerarán ese tipo de abusos de poder de Presidentes constitucionales, muchos considerándose intocables porque han sido electos por el pueblo. El mensaje de Honduras es simple: el voto popular no incluye una licencia para delinquir, y todo esfuerzo para gobernar por el bien común debe estar dentro del marco legal. Tampoco los hondureños se han percatado de la magnitud de lo que hicieron. Con el tiempo, irán asimilando y comprendiendo la dimensión del nuevo paradigma sentado, con un rotundo mensaje para propios y extraños sobre lo que le depara a los dictadores constitucionales y a sus aprendices tropicales.

                                               Escritor Ito

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad