Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 10 2016
19ºC
Actualizado 08:35 am

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2009-07-09 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

A raíz de la muerte cruel y despiadada de Andrés Alejandro, el ángel de Piedecuesta, se ventilaron en la prensa suposiciones como que el niño no era hijo del esposo de la madre, que la niña no es hija de ella y ahora se especula que el padre del niño es un policía. Todo es conjetura, que sirve para que el morbo publicitario y lector sacara a relucir sus dotes de imaginación.
Pero esa imaginación estuviera mejor en quienes hacen las investigaciones preliminares y las que deban seguirse en un proceso que apunta en todo sentido a condenar con muchos años de prisión a la autora del atroz crimen, pensando en que todas las circunstancias aún no están claras y debe haber algo bien escondido para que una madre tome tamaña decisión, pues ella dice que se sintió tan desesperada que no sabía qué hacer, qué  camino tomar. Lo mejor hubiera sido la sinceridad y una separación inmediata, que no envolviera un asesinato. Pero… hubo miedo, ¿a qué o a quiénes? Nadie lo sabe.
Y lógicamente saltan otras dudas que serán materia de investigación, porque de ello pueden surgir los atenuantes que favorezcan a la involucrada. El crimen está consumado, pero queda la duda del porqué se llegó a tal extremo. Ahí es donde un buen investigador se puede encontrar con sorpresas y lograr   una pena menor para esta víctima de circunstancias desconocidas hasta ahora. Este lado oscuro siempre existe.
Tobías Herrera Méndez   

¿ Mal necesario ?

Se está pensando en volver a implantar el mal recordado sistema de cepos , para obligar a los conductores a parquear sus vehículos en parqueaderos y zonas autorizadas.
  Personalmente nunca estuve de acuerdo con tal procedimiento, no por el dispositivo que se usa para inmovilizar el vehículo , sino por la manera tan arbitraria en que los encargados de  “supuestamente “ hacer cumplir la ley  implantaron un régimen de persecución y un reino de corrupción , que fue lo que condujo a la terminación del uso de los cepos.
Lamentablemente después de desaparecer los cepos , apareció nuevamente y en mayor escala  la invasión del espacio público con automotores estacionados por doquier ,  obligando a los peatones a tirarse a la calle para poder transitar  y eso también está mal.
Faltan espacios para parquear, pero falta mucha cultura ciudadana y mientras se resuelve lo primero, es urgente trabajar sobre lo segundo , culturizar a los señores conductores  si ellos no están dispuestos  a colaborar, a ser buena gente con Bucaramanga. Entonces, con un alto grado de inconformidad, pienso  y digo que los cepos serían un mal necesario.
Francisco Ordóñez Clavijo

Por el respeto a los ciudadanos

Desde la madrugada del pasado domingo, las autoridades locales están adelantando un censo a los taxis de la ciudad. En dicho proceso les ponen a los vehículos una calcomanía en la que certifican la legalidad del carro. El problema radica en la organización de estas jornadas que irán hasta el fin de semana. Cada taxista llega con su vehículo desde las dos de la madrugada a la vía que se ubica por detrás de las Unidades Tecnológicas en la Ciudadela Real de Minas y que pasa por detrás de los conjuntos Marsella Real y Plaza San Marcos. A esa hora los taxistas se reúnen a hablar, echar chistes, comer y ese ruido impide que la gente de esos apartamentos pueda dormir, dentro de los que me incluyo.
Todos tenemos derecho al descanso y no es posible que una decisión administrativa afecte ese derecho, sobre todo, cuando en el área metropolitana hay otros espacios no residenciales en los que se pueden hacer esas actividades, como lo es Cenfer o el mismo estadio Alfonso López. Cabe anotar que me parece importante lo que se está haciendo, creo que es necesario para el orden y la seguridad de los mismos ciudadanos, pero la decisión de hacerlo en dicho lugar atenta con la tranquilidad y el descanso de quienes habitamos en esta zona. 
Llevamos tres noches sin dormir y les pido a los autoridades que organicen este proceso en otro lugar, de igual manera que los taxistas entiendan que la gente descansa y que no pueden alterar la tranquilidad, menos a esas horas de la madrugada.
Andrés Jácome Suescún

Se incrementa la inseguridad en barranca

Es preocupante el incremento de la inseguridad y la ola de homicidios que se han venido suscitando en el Puerto Petrolero. Muchas personas comentan que estos actos ilícitos se vienen cometiendo debido a la proliferación de habitantes que vienen de otras regiones en busca de trabajo, muchos de los cuales son transitorios y otros se quedan en la ciudad. También se ha visto el desarrollo en  Barranca debido al incremento en las construcciones de grandes centros comerciales que le hacían falta a la región, y que también le han suministrado mucho empleo a los habitantes. Desgraciadamente este desarrollo se ha visto opacado por los constantes hurtos y robos que diariamente suceden en las calles y en los establecimientos del comercio.
LaPolicía y el Ejército deberían incrementar su pie de fuerza para neutralizar a estos amigos de lo ajeno y de ser posible, desterrarlos hacia las ciudades de donde proceden. Sería la única forma de evitar que se sigan cometiendo en el Puerto tantos delitos.
Cèsar Càrdenas

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad